Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El “Creador” del BitCoin intenta patentar la criptomoneda

El “Creador” del BitCoin intenta patentar la criptomoneda

El hombre que el año pasado afirmó que era Satoshi Nakamoto, el creador de la moneda virtual bitcoin, está trabajando con un empresario de juegos de azar online fugitivo de la justicia estadounidense, para presentar decenas de patentes relacionadas con la moneda digital y su tecnología Blockchain.

Craig Wright, el científico informático australiano que afirmó ser Satoshi, está siendo respaldado por el empresario canadiense Calvin Ayre, de acuerdo a las personas relacionadas con Wright y a documentos visionados ​​por la agencia Reuters.

Ayre fue acusado en los Estados Unidos por ejecutar operaciones de juegos onine que son ilegales en muchas regiones de ese país; una acusación que rechaza.

La experiencia de Wright, combinada con el apoyo de Ayre, constituyen una fuerza potencialmente formidable en la configuración del futuro de bitcoin y blockchain, la tecnología que está a la base de las monedas digitales. Wright y sus asociados presentaron más de 70 solicitudes de patente en Gran Bretaña y tienen planes de presentar muchas más, según documentos y correos electrónicos revisados ​​por Reuters y de acuerdo a fuentes con conocimiento de los negocios de Wright. Las patentes van desde el almacenamiento de documentos médicos hasta la seguridad WiFi, y reflejan el profundo conocimiento de Wright de cómo funciona la moneda bitcoin y blockchain.

Su total se compara con 63 patentes relacionadas a blockchain en todo el mundo el año pasado, y a 27 en lo que va del año, de compañias multinacionales de tarjetas de crédito a fabricantes de chips, según Thomson Innovation.

De acuerdo a Reuters, ni Wright ni Ayre comentarían acerca de su relación comercial, pero su interés en bitcoin y blockchain destaca dos tendencias claves.

En primer lugar, un número creciente de empresarios creen que blockchain, que puede sortear la necesidad de grandes intermediarios financieros, desafiará los sistemas tradicionales de pago. Varios bancos están invirtiendo grandes sumas para explorar cómo blockchain podría revolucionar los sistemas de pago y reducir los costos. Con el uso de Bitcoin se puede enviar pagos directamente, de forma segura y potencialmente anónima entre los portafolios digitales de dos personas, mientras que todas las transacciones principales, incluyendo aquellas que usan intermediarios como Paypal y los prestamistas de tarjetas de crédito, pasan por bancos y usualmente requieren cuentas y verificación.

En segundo lugar, blockchain tiene el potencial de desafiar a las autoridades que tratan de hacer cumplir detrerminadas regulaciones, y lo hace en áreas como el juego online. En salas de chat en Internet algunos jugadores en línea dicen que el uso de bitcoin les permite disfrazar su identidad y las transacciones.

La confidencialidad transmitida por la moneda es una fuente de su popularidad. Bitcoin alcanzó un récord esta semana, en parte debido a la especulación de que el primer fondo bitcoin negociado en Bolsa recibirá la aprobación regulatoria estadounidense. Después de un fuerte aumento este año, la criptomoneda alcanzó más de U$S 1.200 por bitcoin.

Ayre dijo el año pasado que vio una “creciente convergencia” de bitcoin y juegos de azar online, de acuerdo con la página web CalvinAyre.com. Documentos revisados ​​por Reuters muestran que los vínculos de Wright con los juegos de azar online se remontan a décadas atrás, y que ese bitcoin creció fuera del código desarrollado originalmente. Ese primer código de bitcoin, visto por Reuters y analizado por un consultor de codificación de computadoras sin vínculos con Wright o cualquier proyecto relacionado con blockchain, contiene funciones no implementadas relacionadas con el póker.

La visión de Wright para bitcoin, sin embargo, va mucho más allá de los juegos de azar, según sus documentos de investigación y transcripciones de entrevistas. Todavía no está claro si él es Satoshi Nakamoto o no, e incluso si Satoshi es una persona o un grupo de personas. Pero algunos de los documentos, incluyendo dos carpetas de código de computadora para las primeras versiones de bitcoin, apoyan las afirmaciones de Wright de que estuvo estrechamente involucrado en el desarrollo de la criptografía antes de que se hiciera público en 2009.

Sea cual sea el papel original de Wright, sugirió que Bitcoin podría tener aplicaciones generalizadas. En un artículo de noviembre de 2015, también revisado por Reuters, escribió: “La cadena de bitcoin puede ampliarse para reemplazar todas las redes existentes de sistemas de pago y convertirse en la única infraestructura económica global del mundo”.

El documento es inédito, pero da una idea del alcance global de sus planes para la tecnología. Mientras que no está claro que los dos serán exitosos en sus solicitudes de patentes, expertos en bitcoin y patentes dicen que el proyecto de Wright representa la mayor solicitud de propiedad intelectual relacionada con Bitcoin. “Es ciertamente alcista”, dijo Justin Hill, un experto en patentes de la firma de abogados Olswang. “Con la ambición viene el riesgo.”

Antigua y Barbuda
Reuters había informado que Wright estaba solicitando patentes a través de una compañía llamada EITC Holdings, que tiene su sede en Antigua y Barbuda.

Ayre vive en Antigua, y EITC Holdings está a cargo de asociados de Ayre, según una fuente cercana a Wright y a otra con conocimiento directo de su negocio, así como documentos corporativos revisados por Reuters. El australiano Stefan Matthews, que comenzó a trabajar para Ayre en 2011, fue director de EITC Holdings hasta por lo menos 2016. No está claro si todavía está asociado con la compañía. El canadiense Robert MacGregor, otro socio de Ayre, fue director de EITC Holdings hasta mediados de abril de 2016. Los documentos no revelan a los accionistas de la compañía.
Matthews y MacGregor aparecen con Wright en una fotografía de junio de 2015 vista por Reuters.

En septiembre, Ayre publicó en su página de Facebook que Wright era su “amigo loco/inteligente”. Fotos en la página de Facebook de Ayre lo muestran a él y Wright paseando en bote y nadando juntos en lo que Ayre identifica como Indian Arm, un fiordo cerca de Vancouver. Un portavoz de Ayre, Ed Pownall, dijo que Ayre estaba viviendo en Antigua mientras trataba de limpiar su nombre y no estaba dando “ninguna entrevista en este momento, en asesoría legal”. Pownall agregó que Ayre “quería que se supiera que la información sobre él es incorrecta”.

La variedad de solicitudes de patente presentadas por Wright y sus colegas es amplia. Cinco, registradas el 14 de diciembre, fueron hechas por EITC Holdings con la descripción “método y sistema implementado por computadora”. Una de ellas, registrada el 28 de diciembre, fue descrita como “determinar un secreto común para dos nodos blockchain para el intercambio seguro de información”; aparentemente una forma de usar blockchain para intercambiar datos cifrados. Otras aplicaciones de Wright y sus asociados se refieren a las apuestas deportivas y un sistema operativo basado en blockchain para dispositivos electrónicos simples.

Los correos electrónicos de Wright a Matthews, socio de Ayre, revisados ​​por Reuters, establecieron planes para solicitar 150 patentes. Una persona con conocimiento directo de los negocios de Wright dijo que él y sus asociados en última instancia, tratan de presentar cerca de 400. Ninguna fue aprobada hasta el momento y no está claro si las patentes serían exigibles si se conceden, pero los asociados de Wright dijero que las patentes podrían ser vendidas “por más de mil millones de dólares”.

Se enfrentan a la dura competencia de otros jugadores que están gastando sumas significativas para explorar el potencial de blockchain. Cerca de 70 bancos (y Thomson Reuters) se unieron a una empresa llamada R3, que está examinando si blockchain podría reducir costos en la forma en que los mercados financieros ejecutan transacciones.

La firma de consultoría PwC dijo que más de U$S 1.500 millones se invirtió en las cadenas blockchain en 2016.
Quien gane esta carrera de propiedad intelectual, con la prisa por patentar aplicaciones, representa una amenaza para la concepción original de bitcoin, como una tecnología disponible para todos.

“Lo que fue iniciado por Satoshi como un proyecto de código abierto va a estar lejos de ser un proyecto abierto, en el momento en que todos los proyectos comerciales pesan”, dijo Nigel Swycher, CEO de Aistemos, una compañía de analítica IP de Londres. “La gente tratará de usar las patentes como una de muchas maneras de proteger sus intereses”.

El codificador
Los detalles sobre los vínculos de Wright con la industria de juegos de azar online surgieron de la información previamente no publicada de la Oficina de Impuestos de Australia (ATO), que está investigando a Wright sobre sus reclamaciones de créditos fiscales relacionados con los negocios bitcoin. En 2014 Wright dijo a ATO que había estado produciendo el software para los casinos en línea y otros negocios de juego cuando él escribía el código de computadora que más adelante ayudó a desarrollar bitcoin.

Un video de 2015, revisado por Reuters, muestra que Wright fue entrevistado por tres oficiales de ATO. Wright está vestido con un chaleco y corbata, haciendo preguntas sobre sus negocios complejos y reclamos por exenciones fiscales. En un punto es interrogado sobre su trabajo para Bodog, la red de juego online establecida por Ayre. Wright dijo en ese video que no podía revelar detalles debido a “obligaciones contractuales”.
La ATO se negó a comentar sobre Wright, diciendo que su investigación estaba aún en curso.

Una persona cercana a Wright dijo a Reuters que Wright comenzó a trabajar para Bodog en 2010. Ayre había establecido Bodog en la década de 1990. Se expandió de tal manera que resultó muy lucrativo, y Ayre apareció en el 2006 como uno de los “multimillonarios” en la revista Forbes.

Ayre optó por basar su negocio de juegos de azar en Costa Rica. Pero gran parte de sus ingresos provienen de jugadores en Estados Unidos, donde el juego en línea es aún ilegal en muchos estados. En febrero de 2012, la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos en Maryland acusó a Bodog, Ayre y otras cuatro personas (Wright no está entre ellos) por presuntamente llevar a cabo negocios de apuestas ilegales entre 2005 y 2012. También fueron acusados ​​de trasladar fondos del extranjero para pagar ganancias a jugadores en los Estados Unidos.

La fiscalía de Maryland dijo que el caso estaba “pendiente”.
Gran Bretaña
La participación de Wright con bitcoin fue inicialmente lucrativa. Trabajó en un código de computadora con un consultor de seguridad cibernética estadounidense llamado David Kleiman, y en 2011 ambos habían acumulado 1,1 millones de bitcoins, por valor de más de 1.000 millones de dólares a la cotización actual. Sus actividades fueron descritas por Wright en sus entrevistas con la ATO, de la cual Reuters revisó las transcripciones. Kleiman murió en 2013.

Wright perdió dinero cuando un cambio de divisas online tuvo dificultades, según documentos revisados ​​por Reuters. Wright salió de Australia y reubicó sus negocios en Gran Bretaña.

En 2015, los asociados de Ayre comenzaron a establecer empresas que ahora están involucradas con Wright y bitcoin y blockchain. En septiembre de 2015, EITC Holdings, la compañía de Antigua y Barbuda que presentó decenas de patentes, fue incorporada, originalmente bajo el nombre NCrypt Holdings.

Ese mes, dos empresas -The Workshop Technologies y The Workshop Ventures- fueron incorporadas en Gran Bretaña con el socio de Ayre, MacGregor, como su director único. Según la persona con conocimiento directo de las presentaciones de patentes, Wright ahora trabaja para The Workshop Technologies y MacGregor es su jefe.

En mayo de 2016, MacGregor presentó a Wright al mundo como el creador de bitcoin a través de una campaña mediática coordinada con la BBC, The Economist y la revista GQ. Sin embargo, cuando las cámaras lo entrevistaron, Wright no pudo convencer a los expertos que realmente era Satoshi.
Wright salió de la vista del público, pero siguió produciendo documentos, notas manuscritas y grabaciones de voz sobre solicitudes de patentes, para que los colegas de The Workshop Technologies las conviertan en patentes, según la persona con conocimiento directo de los negocios de Wright.

En septiembre del año pasado, Wright volvió a hacer visitas a las instalaciones de la empresa en el centro de Londres, según la fuente, que lo vio allí varias veces.

En Antigua y Barbuda, Ayre comenzó la construcción en octubre de un call center de U$S 25 millones, diciendo que era parte de su visión para el bitcoin y juegos en línea. “Veo una convergencia cada vez mayor de Bitcoin, los juegos en línea, la realidad virtual y las tecnologías de gamificación. Y los países progresistas como Antigua están a punto de aprovechar esta convergencia por medio de la tecnología, desarrollando una industria de servicios verdaderamente global”, añadió el portavoz de Ayre, Pownall.

De acuerdo con un documento general y presentaciones revisadas por Reuters, en 2015 Wright planeaba proponer al gobierno de Antigua que la isla adoptara bitcoin como su moneda oficial. No está claro a qué departamento gubernamental Wright acercó su propuesta, o incluso si la hizo como estaba planeada. Tres ministerios en el gobierno de Antigua no dieron respuesta a preguntas sobre el tema.

“Bitcoin no es sólo una moneda”, escribió Wright en su propuesta para que Antigua adopte el bitcoin. “Es una nueva columna vertebral y una base comercial para Internet”.

Fuente:www.reuters.com