Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

JDigital: “La gran perjudicada por los amaños es la casa de apuestas”

JDigital: “La gran perjudicada por los amaños es la casa de apuestas”

El presidente de la Asociación del Juego Online en España (JDigital), Sacha Michaud, aseguró a EFE en una entrevista que las casas de apuestas son las “grandes perjudicadas” por los amaños en el deporte, ya que pierden dinero por ellos, y abogó por “regulación” y “transparencia” para combatirlos.

El sector de las apuestas deportivas a través de Internet movió en España en el año 2016 unos 238 millones de euros (cantidades apostadas menos premios entregados a los participantes) para estas compañías, un crecimiento del 32 por ciento respecto al año anterior.

Durante el año pasado se jugaron unos 10.900 millones de euros en apuestas digitales en España, de los cuales 5.100 correspondieron a las distintas variedades de apuestas deportivas a través de internet, según datos de la Dirección General de Ordenación del Juego, que depende del Ministerio de Hacienda.

“Lo que está ocurriendo es un fenómeno que no solo se produce en el juego ‘online’, sino en todo el sector del ocio, que está pasando a lo digital y al móvil. Al juego ‘online’ le queda muchísimo crecimiento, es menos del 10 por ciento del juego en España y creemos que en ocho o diez años será más del 30%”, afirmó Michaud, presidente de la asociación que agrupa a las principales compañías de apuestas a través de Internet en España, unas 40 empresas.

Este crecimiento se debe tanto a los nuevos usuarios que se acercan a este sector directamente en el mundo digital, como a los jugadores tradicionales que se dan cuenta que la oferta del juego ‘online’ es “más dinámica, más amplia y más divertida” de lo que tenían en otras empresas.

“También hay nuevos clientes que no se sentían atraídos por la oferta actual en el mercado. Les atraen más los nuevos productos vinculados al deporte, sobre todo al fútbol. Poco a poco irá creciendo este público porque son gente más joven”, añadió el presidente de JDigital en una entrevista con EFE, en la que opinó que juegos tradicionales como la Quiniela tendrán que “adaptarse o morir”.

Las apuestas en directo mientras se produce un acontecimiento deportivo reinan en este sector, ya que en 2016 se apostaron unos 3.500 millones de euros en ellas, más de la mitad de todo el juego deportivo ‘online’. Según el presidente de la asociación de empresas de juego en internet, el 75% de ellas corresponden al fútbol, que también genera mucho interés fuera de España.

“En otros países extranjeros, la liga española es la segunda o tercera detrás de la liga local de cada país en interés. El fútbol español provoca una atracción entre los usuarios a los que les gusta apostar”, explica Michaud.

Sobre el sector gravita el asunto de los amaños deportivos, particularmente sensible en las categorías humildes del fútbol o en el circuito de formación del tenis, en el que el pasado diciembre se detuvo a 34 personas, entre ellas siete tenistas, por amañar partidos en torneos de categorías ‘Future’ y ‘Challenger’.

Para el presidente de JDigital, la regulación que tiene España es una de las mejor desarrolladas en cuanto a la lucha contra el fraude, pero no puede abarcar más allá de las casas de apuestas con sede en nuestro país.

“En España hay una regulación con la parte de trazabilidad muy bien desarrollada: es de las mejores del mundo respecto a los usuarios, el seguimiento, la verificación del DNI o la dirección. Pero solo abarca a las casas de apuestas reguladas por España, en Internet no puedes poner puertas al campo. Si una jurisdicción ajena o un mercado no regulado hace apuestas sobre partidos de tercera no lo puedes regular”, explicó.

“El gran perjudicado de algo así es la casa de apuestas. Si un usuario organiza un amaño y gana dinero, lo pierde la casa, aunque hay una serie de controles para impedir que esto ocurra. La mejor manera es tener regulación y transparencia de información entre las entidades que gestionan el deporte y las que gestionan el juego”, añadió Michaud.

Algunos sectores del deporte plantean la posibilidad de prohibir las apuestas en determinadas categorías de formación, algo que propuso el presidente de la Federación Española de Tenis, Miguel Díaz Román, cuando se destapó el caso ‘Futures’.

Para Michaud tomar este tipo de medidas sería “absurdo”.

“Si mañana en España no se pudiera apostar en el tenis, los usuarios que quieren apostar irían al mercado negro. Se trata de regular bien, tener información y transparencia. Gran parte de los amaños no están relacionados con las apuestas”, añade, en relación a los conocidos como ‘maletines’ en casos de ascensos y descensos futbolísticos.

El presidente de JDigital aseguró que mover grandes volúmenes de dinero en torneos no profesionales es algo que no se puede hacer en las casas de apuestas españolas, y apostó por la regulación del mercado para evitar que los apostadores acudan a los no regulados.

También puso como ejemplo acuerdos como el que la casa Betfair tiene con LaLiga desde 2014, por el cual la casa de apuestas informa a la competición cuando hay irregularidades o partidos con un volumen de apuestas fuera de lo normal.

“Hay una tendencia en toda Europa de este tipo de acuerdos, aunque no sé si se podrán dar más, depende de las empresas y las entidades deportivas”, comentó Michaud sobre la posibilidad de que haya más coordinación de este tipo.

El sector de las apuestas digitales invirtió en 2016 unos 227 millones de euros en publicidad, de los cuales 3,6 millones fueron destinados al patrocinio, cantidad que multiplicó por diez la del año anterior.

“El patrocinio es una buena manera de crear marca y es una tendencia que ojalá llegue a casos como el Reino Unido, donde las casas de apuestas patrocinan no solo a los equipos grandes sino a divisiones inferiores, lo que les permite tener capital para fichar mejores jugadores”, finalizó el presidente de JDigital.

Fuente: EFE