Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

VIII Informe de percepción social sobre Juegos de Azar

VIII Informe de percepción social sobre Juegos de Azar

El estudio pone de relieve cómo los jóvenes juegan claramente menos que la media, mientras aumenta la frecuencia de juego en los mayores de 45 años

Las apuestas deportivas y los salones de juego mantienen su crecimiento entre los más jóvenes, al tiempo que se renueva el público de casinos y bingos. Dada la mayor incidencia del juego problemático entre los clientes de webs online, podemos concluir que el juego por Internet conlleva mayores riesgos. La Fundación Codere, organización sin ánimo de lucro que desde hace una década sirve como espacio de debate e investigación sobre el sector del juego y promueve iniciativas para transmitir a la sociedad una imagen fiel de la industria, permite desde hoy la consulta en su versión digital del VIII informe Percepción social sobre el juego de azar en España 2017 a través de su página web (www.fundacioncodere.org).

Este estudio, realizado por octavo año consecutivo en colaboración con el Instituto de Política y Gobernanza (Ipolgob) de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y presentado el pasado 12 de junio en la capital de España, recoge los datos correspondientes a 2016 de participación y percepción de los españoles sobre el juego de azar, un ámbito en el que también se deja sentir la recuperación del consumo tras la salida de la crisis.

El informe muestra cómo la recuperación económica ha propiciado un aumento del porcentaje de personas que participan en los distintos juegos, debido a que los clientes habituales han ampliado el abanico de la oferta lúdica a la que acuden. Con todo, la proporción de los residentes en España mayores de edad que juegan a algún juego de azar se mantiene estable, situándose en el 81,9% en 2016.

Son los mayores de 45 años quienes más han incrementado su frecuencia de juego en la salida de la crisis, mientras que las mayores tasas de “no jugadores” declarados se registran en los menores de 35 años (el 40,2%). Aun así, el de los más jóvenes es además un perfil de cliente cada vez más relevante en apuestas deportivas, salones, bingos y casinos; ámbitos estos dos últimos que ven cómo se transforma su clientela, poniendo en valor su potencial como espacios de relación y entretenimiento para las nuevas generaciones de jugadores.

Las apuestas deportivas en locales son la vertiente de la industria del juego que más crece, pasando del 1,1 de 2012 al 5,1% de 2016 los que recuerdan haber jugado alguna vez durante el año (más del 90% son hombres). Según el estudio, lo que mueve a apostar, además del premio, es demostrar que se sabe de un deporte y, en un plano secundario, el hecho de que las apuestas deportivas sean divertidas y se puedan hacer con amigos.

El VIII informe sobre Percepción social sobre el juego de azar en España, que por primera vez este año ha sido elaborado también en Italia por iniciativa de la Fundación Codere y en colaboración con la Fundación Bruno Visentini, refleja cómo la incidencia del juego problemático entre la población española adulta sigue siendo estable y mínima, situándose en el 0,3% de “alto riesgo”, el mismo nivel que se registra en Suecia y solo mejorado por el dato de Noruega (0,2%) entre las principales democracias europeas.

Dada la mayor incidencia del juego problemático entre los clientes de webs online, podemos concluir que el juego por Internet conlleva mayores riesgos. Según indica el estudio, el enfoque de las políticas públicas para prevenir el juego problemático deben centrarse en la “precisión”, más allá de la implementación de acciones extensivas orientadas a toda la población o amplios sectores, como, por ejemplo, los más jóvenes o las mujeres. Los datos muestran cómo esos sectores a los que con frecuencia se califican de vulnerables son los que menos juegan. De hecho, solo el 6,5% de los encuestados de entre 18 y 24 afirma jugar una vez a la semana, un dato que supera el 20% a partir de los 35 años, y se acerca al 30 % en el caso de los mayores de 45 años. Por géneros, el 17,8% de las mujeres reconoce ser jugadora semanal, frente al 25,1% de los hombres.

viii-informe-juego-2017-online