Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

La Sombra del BREXIT amenaza Gibraltar

La Sombra del BREXIT amenaza Gibraltar

Dentro de las galerías de su Peñón, el enclave británico de Gibraltar esconde un preciado tesoro: los servidores de la industria del juego, su mayor fuente de ingresos, que espera conservar tras el Brexit.

En 20 años, este enclave de seis kilómetros cuadrados reclamado por España se ha convertido en La Meca de la industria del juego en internet. Las apuestas van desde partidos de fútbol hasta las elecciones legislativas en el Reino Unido, pasando por el póquer y la ruleta.

Sus ordenadores están conectados con el mundo entero, como los que se encuentran tras las puertas blindadas del centro de datos Continent8, en un túnel que todavía alberga la oficina desde la que el general Dwight Eisenhower, comandante en jefe de los Aliados, dirigió las operaciones de desembarco en el norte de África en 1942.

– Un sector estratégico –

Los grandes operadores de juegos que tienen instalados sus ordenadores en Continent8 o en los otros dos centros de datos con que cuenta Gibraltar son un activo estratégico para los 33.000 habitantes del Peñón.

El sector supone el 25% del Producto Interior Bruto (PIB) de la colonia, más que ninguna otra actividad, destaca el ministro de Comercio, Albert Isola.

Alrededor del 30% de los 39.300 millones de dólares generados en 2016 por la industria mundial del juego y las apuestas por internet procede de sociedades radicadas en Gibraltar, según la asesoría H2 Gambling Capital.

Simon Holliday, fundador de H2, precisa que ningún otro centro produce más que Gibraltar.

Los primeros operadores abandonaron el Caribe para instalarse en Gibraltar en los años 90, cuando todavía se hacían apuestas por teléfono, atraídos por el escaso nivel de imposición y el acceso al mercado europeo.

“Desde el principio, nuestra filosofía ha consistido en aceptar sólo a sociedades del máximo nivel”, explica Albert Isola a la AFP.

Dichas sociedades deben operar físicamente en Gibraltar y están sometidas a una reglamentación estricta, para impedir el blanqueo y proteger a los menores. “Como hemos sido muy selectivos, poco a poco hemos creado una marca”, añade el ministro.

Actualmente, sólo 30 sociedades tienen una licencia de juegos en línea, mientras que en Malta son centenares. No obstante, las empresas gibraltareñas emplean a más de 3.000 personas, un caleidoscopio de nacionalidades europeas que a su vez atraen a más gente.

– El desafío del Brexit –

Pero si Gibraltar atrae tanto también es por la posibilidad de ir y venir a España, donde la vida es más barata.

“Probablemente no habríamos crecido tanto si no tuviéramos al lado este país”, reconoce Peter Montegriffo, un abogado que ha ayudado en la instalación de varias empresas del sector.

Por eso, añade, ante el desafío del Brexit, “la mayor preocupación está en ver cómo funcionará la frontera”.

Tras la decisión del pueblo británico, el 23 de junio de 2016, de salir de la Unión Europea, España renovó su reivindicación sobre este territorio, que cedió de forma perpetua a la corona inglesa en 1713.

Los gibraltareños temen que haya problemas y colas en la frontera, como ocurre de forma episódica en períodos de tensión entre Londres y Madrid.

Muchos lugareños todavía recuerdan el cierre de la frontera que en 1969 impuso el dictador Francisco Franco, una medida que España sólo levantó por completo en 1985, un año antes de entrar en la Unión Europea.

“No creemos que la España democrática utilice la frontera como un arma, como hizo hace 45 años (…), pero en cualquier caso entramos en territorio desconocido”, añade el abogado.

Lottoland, una empresa de apuestas sobre las grandes loterías de todo el mundo, que cuenta con 200 empleados en Gibraltar, ha tomado medidas especiales para que éstos puedan trabajar desde casa.

“Es una forma de cubrir todas las eventualidades; la continuidad del servicio es primordial”, explica con una sonrisa la responsable de recursos humanos, Andrea Lazenby, en su oficina, con vistas al puerto deportivo.

Los términos del Brexit, que Londres ha empezado a negociar con Bruselas, también tendrán un impacto en el sector del juego.

Esta industria está muy orientada al mercado británico, el más importante y maduro de Europa.

Pero, tal y como observa Albert Isola, “cada vez más sociedades han aprovechado su implantación en Gibraltar para obtener licencias en otros países europeos”, como España, Francia o Italia.

Uno de los pesos pesados del sector, 888, advirtió en su informe anual de 2016 de que si el hecho de estar radicado y operar en Gibraltar le impedía conservar sus licencias en algunos países europeos, se plantearía mudarse a Malta.

Si la UE decide que para conservar esas licencias un operador debe tener sus servidores dentro de la Unión, “el Reino Unido podría decir en ese caso: ustedes no pueden tener sede en Malta y acceder al mercado británico”, apunta Peter Montegriffo.

Nigel Birrel, director general de Lottoland, no prevé en cambio grandes dificultades.

“No creo que el Brexit impacte mucho en la posibilidad de ofrecer nuestros servicios en la UE, más allá de tener que mover un servidor o a algunos empleados”, dice.

En cualquier caso, “nos quedaremos seguro en Gibraltar. Queremos estar en buena compañía, con la gente importante. Esta es nuestra casa y aquí nacimos y crecimos”.

“Continent8 estará aquí mientras sus clientes estén también y éstos nos han dicho que no tienen ninguna intención de abandonar Gibraltar”, añade su director general, Luis García, sentado en lo que antaño fue la oficina de Eisenhower.

Fuente: swissinfo.ch