Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Lottoland amenazada en Australia

Lottoland amenazada en Australia

Durante los últimos días se ha dado a conocer que Lottoland, el operador de apuestas de lotería con sede en Gibraltar, podría ser prohibido en tres estados en Australia debido a su modelo de negocio que ha sido fuertemente atacado por los operadores tradicionales de lotería. Las operaciones de la compañía están actualmente prohibidas en Australia del Sur.

En términos generales, Lottoland permite apostar a sus clientes en más de 30 loterías internacionales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, al apostar en los números ganadores de un sorteo de una lotería u otra, los apostantes no participan en los sorteos. En otras palabras, la empresa con sede en Gibraltar no tiene ningún vínculo con las loterías tradicionales.

Los legisladores de diferentes estados, operadores australianos de loterías tradicionales y los quioscos locales que venden boletos de lotería, se han agrupado en contra de Lottoland y su modelo de negocio y dado el hecho que la oposición crece cada día, sus esfuerzos podrían tener el efecto deseado.

¿Por qué están tan descontentos con Lottoland?

Los estados de Victoria, Australia Occidental y Queensland están liderando la campaña contra el operador de apuestas de lotería y los recientes anuncios de los legisladores que señalaron que hay cambios regulatorios. Dichos cambios tendrán como objetivo ofrecer más claridad sobre la legalidad de las apuestas de lotería.

En términos generales, los tres estados quieren prohibir a Lottoland. Las apuestas de lotería no son ni legales ni ilegales en las tres jurisdicciones. Sin embargo, Lottoland es capaz de ofrecer sus servicios a los jugadores locales a través de una licencia del Territorio del Norte. Al disponer de una licencia en esa jurisdicción en particular, el operador paga los impuestos allí. Sin embargo, no aporta ningún fondo al resto de estados australianos en los que opera.

El hecho de que Lottoland no sea un contribuyente de los ingresos fiscales es una de las principales razones por la que cuenta con una firme oposición. La compañía ha sido acusada de robar clientes de las loterías tradicionales australianas. Con las loterías perdiendo jugadores, se han quejado de que Lottoland también ha estado afectando seriamente a su rentabilidad.

Las loterías locales contribuyen anualmente con cantidades significativas de dinero para diferentes causas sociales. Sin embargo, si sus ingresos se reducen, las contribuciones también se reducen. Lotterywest, el operador de Australia Occidental con licencia a nivel estatal, informó de una caída de A$60 millones en ventas para el año financiero anterior. La reducción se atribuyó en parte a la creciente popularidad de Lottoland y similares.

Lottoland ha dicho anteriormente que dado el hecho de que no existen las regulaciones adecuadas en los estados en los que opera, no puede ser un contribuyente. Sin embargo, la compañía ha señalado que estaría dispuesta a pagar su deuda en impuestos una vez y si sus operaciones se regulan.

Luke Brill, CEO del negocio australiano de Lottoland, ha dicho recientemente a medios locales que apoyan totalmente la introducción propuesta de un punto de impuesto sobre el consumo en Australia Occidental. La empresa podría así aportar el 15% de su beneficio bruto de clientes locales.

Lottoland también ha sufrido ataques de los medios de comunicación por dañar de diferentes maneras el mercado de lotería de Australia. Como se mencionó anteriormente, se cree que el operador está robando clientes de loterías tradicionales. Respondiendo a las críticas, Lottoland ha señalado que en realidad está complementando y haciendo crecer el mercado de lotería de Australia, proporcionando un tipo diferente de servicio.

La compañía cree que los clientes que compran billetes de lotería y los que apuestan por el resultado de la lotería provienen de dos grupos diferentes y en raras ocasiones los primeros apuestan online y viceversa.

La compañía y su modelo de negocio también han sido atacados por clientes insatisfechos y permitirles apostar aún a sabiendas que no estaban participando en sorteos reales de lotería.

Instigado por el creciente descontento contra sus operaciones, Lottoland ha publicado recientemente un post en su página web australiana con la esperanza de romper los mitos sobre sus operaciones. Todo el post se puede leer aquí. En él, la compañía explica que “Lottoland es en realidad una casa de apuestas online que permite a los clientes apostar por el resultado de la lotería oficial”. Debe admitirse que esta afirmación es bastante sencilla. Sin embargo, lo que viene a continuación puede confundir a los clientes.

Lottoland promete que “[un jugador] tendrá la misma experiencia del cliente”. Un cliente con menos experiencia en la industria de la lotería podría encontrar esta declaración un poco confusa.

Campaña de los medios de comunicación

La semana pasada, las agencias de noticias de Australia, que también son vendedores autorizados de billetes de lotería y los operadores locales de lotería lanzaron la campaña “Lottoland’s Gotta Go!“ Como otra manifestación de su creciente descontento con la empresa con sede en Gibraltar.

La campaña incluye anuncios de televisión y contenidos relacionados de diferente naturaleza y tiene como objetivo presentar Lottoland como un enemigo de las loterías tradicionales de Australia y aquellos que están involucrados en la industria de lotería de la nación.

Tatts, uno de los mayores operadores de juegos de azar de Australia, que también lleva a cabo operaciones de lotería, ha sido uno de los más poderosos y activos oponentes del operador de apuestas de lotería. Tatts también ha criticado a Lottoland por robar clientes e ingresos de la misma, una declaración a la que la empresa con sede en Gibraltar ha respondido argumentando que sus ingresos australianos representan el 1% de lo que genera Tatts y que no pueden afectar a su negocio en gran medida.

Los legisladores preparan la prohibición sobre Lottoland

Los servicios de Lottoland han sido prohibidos en Australia del Sur, pero como se mencionó anteriormente, otros tres estados australianos podrían seguir su ejemplo. Recientes noticias de Australia Occidental, Victoria y Queensland han informado que los proyectos de ley de apuestas anti-lotería están en proceso y pronto se presentarán.

El primer ministro de Australia Occidental, Mark McGowan, confirmó a principios de esta semana que los legisladores están preparando un proyecto de ley que prohibiría a Lottoland en el estado. El representante del estado admitió que necesitarán tiempo para completar la pieza legislativa, pero que están decididos a detener la proliferación de los servicios de apuestas de lotería en el territorio de Australia Occidental.

Victoria también está tratando de prohibir las operaciones de Lottoland. Según los medios de comunicación locales, la Ley de Enmienda del Reglamento de Juegos de Azar 2017, que introducirá cambios en la ley del juego original del estado, la Ley de Regulación de Juegos de Azar 2003, incluirá disposiciones contra el operador de apuestas de lotería. Se espera que se presente el proyecto de ley en algún momento del próximo mes.

Lottoland también se ha estado enfrentando desde hace bastante tiempo a la oposición de los miembros del gobierno federal de Australia. La senadora Pauline Hanson, originaria de Queensland, instó al Parlamento a prohibir un negocio que ha resultado en la pérdida de clientes y empleos en los servicios de apuestas de lotería. La Sra. Hanson es conocida por sus enfoques directos y escandalosos en las cuestiones legislativas.

La senadora había presionado para que se prohibieran las operaciones de Lottoland en una ocasión anterior. Y aunque su causa fue apoyada por Nick Xenophon, un miembro del Senado y longevo opositor de todo lo relacionado con el juego, no tuvo éxito. Dada la creciente atención de los medios de comunicación a la cuestión y la respuesta general positiva a una posible prohibición, el resultado podría ser un poco diferente en esta ocasión.