Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

“Las casas de apuestas no están bajo ningún tipo de control”

“Las casas de apuestas no están bajo ningún tipo de control”

Sector Gambling entrevista en Exclusiva a Miguel Figueres. Este valenciano, fundó en 2016 un método matemático para invertir en el mercado de las apuestas deportivas y lo llamó WinnerOdds. En su web, se define WinnerOdds como una Aplicación de pronósticos deportivos basados en un algoritmo de IA que encuentra Cuotas con Valor (EV+) para invertir en el mercado de apuestas deportivas.

Miguel Figueres es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, tiene su propia empresa de Ingeniería de Obras Marítimas y es profesor asociado de la Universidad Politécnica de Valencia. Es especialista en en el desarrollo y aplicación de Redes Neuronales e Inteligencia Artificial.

Su método y su relación con la mayoría de casas de apuestas españolas le ha convertido también en un activista y un abanderado en contra de las presuntas prácticas abusivas que practican la mayoría de casas de apuestas. En su cuenta de twitter @Miguel_Figueres, no se cansa de denunciar este tipo de prácticas.

Hoy lo tenemos en Sector Gambling, con una entrevista exclusiva donde nos va a explicar, entre otras cosas, en qué consisten estas prácticas.

SG: Miguel, defínenos en qué consiste la problemática que denuncias.

Hola, en primer lugar, gracias por interesaros por estos problemas, ya que muchos medios de comunicación, que reciben dinero de publicidad de las casas de apuestas, no se arriesgan a morder la mano que les da de comer y evitan hacer eco de este fraude.

Como todos sabemos, las casas de apuestas de contrapartida, fijan sus cuotas con un margen suficiente de modo que obtienen beneficios independientemente del resultado del evento, ya que si las cantidades apostadas están repartidas entre los posibles resultados de manera equilibrada, devuelven en forma de premios menos de lo que ingresan en apuestas de sus usuarios.

Si las apuestas no están equilibradas, las casas pueden variar las cuotas intentando conseguir ese equilibrio, ya que tienen la libertad para ofrecer las cuotas que quieran. Por eso se llaman apuestas de contrapartida.

Los usuarios con más habilidad o conocimiento, emplean análisis o criterios diferentes a los de los operadores para estimar la probabilidad de un resultado, y son capaces de detectar cuotas rentables a largo plazo. Son cuotas rentables o cuotas con valor aquellas apuestas cuya probabilidad de suceder es mayor que la inversa de la cuota. Es decir, en las apuestas deportivas, como en el póquer, interviene el azar pero también la habilidad para estimar bien la probabilidad de que suceda un evento.

Estos usuarios, no gustan a las casas de apuestas, que no se conforman con ganar a través de sus márgenes, sino que buscan usuarios perdedores sistemáticamente a largo plazo. Entonces lo que hacen unilateralmente y escudándose en cláusulas abusivas en sus Términos y Condiciones es lo siguiente:

  1. Limitar las cantidades de apuesta a usuarios ganadores a cantidades ínfimas.
  2. Anular apuestas o recalcular su cuota, si la cuota era “demasiado” favorable para el apostador según el criterio de la propia casa de apuestas.
  3. Cerrar directamente la cuenta de un usuario ganador.

En el caso de limitaciones personales, estas cláusulas abusivas son, por ejemplo en bet365, muy poco específicas y en ningún caso explican las razones por las que pueden ser aplicadas:

“D.1.1. bet365 se reserva el derecho de denegar, total o parcialmente, cualquier apuesta realizada a su entera discreción.”

Son abusivas porque no son negociadas, se aplican a su libre albedrío y de forma totalmente arbitraria. Además son discriminatorias entre usuarios ganadores y no ganadores, de modo que a los usuarios no limitados les permiten apostar cantidades mayores, y a los usuarios limitados, sistemáticamente en todas las apuestas, les reducen la cantidad a apostar (en el caso de bet365, a 100 veces menos que un usuario no limitado). Es como un “derecho de admisión”, pero sin aclarar cuáles son las razones por las que no te dejan entrar, por lo cual no está justificado y es cuanto menos poco ético, injusto, inmoral y probablemente ilegal.

Además, la aplicación de las cláusulas de restricciones o anulaciones debería ser cautelar hasta demostrar que el usuario ha realizado alguna práctica ilegal (amaños, blanqueo, etc, que por supuesto son ilegales), pero se aplican de forma definitiva, sin ninguna explicación ni justificación, ni posible defensa por parte del usuario. Incluso algunas casas de apuestas españolas que se vanaglorian de no limitar a sus usuarios, aplican estas restricciones personales en cuanto ven que un usuario es ganador a largo plazo, sin ningún tipo de justificación, e incluso sin reconocerlo cuando se contacta con ellos mediante el Servicio de Atención al Cliente.

De todos modos, las limitaciones personales de cuentas son solo una de las prácticas abusivas que realizan las casas de apuestas, que no están bajo ningún tipo de control de la administración en cuanto a comportamiento con sus usuarios, a los cuales no les queda más remedio que demandar por vía judicial. Anulaciones de apuestas ya aceptadas, cierre de cuentas sin justificación, dificultades para realizar retiradas, etc. son otros problemas que están a la orden del día.

SG: Entendemos que tu método de inversión y pronóstico funciona y esto te plantea problemas a ti y a tus asociados con las casas de apuestas.

El método de WinnerOdds, al igual que la mayoría de los tipsters, busca cuotas con valor y las comparte con sus suscriptores o seguidores, de modo que lo que hacemos no es nuevo. La diferencia es que WinnerOdds analiza muchos partidos y muy rápido mediante el uso de estadística y algoritmos de Inteligencia Artificial, como también seguramente las propias casas hagan uso de métodos matemáticos para establecer sus cuotas.

La aplicación de limitaciones personales y cierres de cuentas es un grave problema porque los usuarios de casas de apuestas deportivas se sienten estafados, ya que cuando pierden no hay ningún límite, pero cuando ganan, se les aplican restricciones para siempre.

En el caso de las anulaciones y recálculos de cuotas, la estafa es más flagrante si cabe, ya que son ellos quienes deciden cuándo una cuota es “errónea” o no, y o bien te devuelven el dinero, o incluso a veces cambian la cuota de tu apuesta una vez aceptada, sin posibilidad de renunciar a ella. En una ocasión, bet365 me cambió una apuesta de cuota 1.61 a 1.062 sin darme posibilidad de cancelarla. En otro caso, 888sport me anuló una apuesta previamente aceptada argumentado que ésta era errónea, pero ¿quién define que una cuota es errónea? Cualquier apuesta por clara que parezca se puede perder. Si las cuotas son 1.1 / 6.5 y están intercambiadas, puede que sea un error, pero ¿y si son 1.66 / 2.10? ¿Es un error o una diferente estimación de la probabilidad? ¿Dónde está el límite para considerar una cuota errónea?. Esta anulación de apuesta será demandada y hay muchas posibilidades que se gane, pues ya hay sentencias similares favorables al demandante.

SG: ¿Cuál es el modus operandi de las casas de apuestas? ¿Por qué motivos te bloquean o restringen?

En casi todas las casas de apuestas, el proceso es muy similar. El usuario se registra, ingresa y acepta o no el bono de bienvenida. El patrón para aplicar restricciones, aunque no está definido explícitamente, es similar en todas las casas y el motivo es claro: tener un perfil apostador ganador. De este modo, tras un número indeterminado de apuestas en las que se puede haber ganado más o menos dinero, el usuario deja de poder apostar las cantidades deseadas.

Dependiendo de la casa de apuestas, estas limitaciones son diferentes. Algunas  limitan la cantidad máxima que se puede ganar por apuesta a pocos euros, mientras que otras limitan la cantidad a apostar. Por ejemplo, William Hill no me deja ganar más de 1.1€ por apuesta. MarcaApuestas, no me deja apostar más de 0.84€ por apuesta.

Algunas casas de apuestas envían un correo avisando de que se aplicarán restricciones o limitaciones a la cuenta, otras simplemente limitan sin avisar, y el usuario se da cuenta cuando intenta apostar una cantidad y, o simplemente no le dejan apostar, o le ofrecen una cantidad alternativa ínfima.

En el caso de bet365, este correo es muy famoso, y simplemente diciendo que has recibido el correo de “Su cuenta”, todo el mundo ya sabe que te refieres a que te han limitado:

Al comunicar con el servicio de atención al cliente, no dan ninguna explicación concreta de por qué se ha aplicado esta limitación personal. Siempre se excusan en que sus “analistas”, “corredores” o “departamento de riesgo” ha tomado esa decisión. A veces dicen que será permanente, y otras que lo se puede revisar (pero dichas revisiones no sirven para nada).

El caso de la limitación personal de Sportium (Artículo del blog: “https://www.winnerodds.com/blog/sportium-limitar-es-ilegal-conversacion-telefonica/ ”) fue bastante curioso. Me limitaron, y tras escribirles pidiendo explicaciones, me permitieron apostar normalmente durante unos días. Sportium llegó a admitir en su servicio de Atención al Cliente que aplicar limitaciones personales es ilegal (escuchar aquí el audiohttps://youtu.be/oxl6uUjuIpM ”), pero finalmente estoy limitado y ahora sólo puedo apostar para ganar 2.5€ por apuesta.

Desde atención al cliente de Betfair, directamente me mandaron un email diciéndome tranquilamente que es habitual que todas las casas puedan limitar la cuentas si ven que pueden perder dinero con algún usuario, más claro imposible:


En TitanBet directamente un día cerraron mi cuenta, de modo que ni si quiera podía entrar para realizar la retirada de dinero, y tuve que hacer todo el proceso por e-mail.

Concluyendo, las casas nunca explican en base a qué criterios precisos deciden limitar una cuenta, con qué ganancias o con qué tipo de apuestas deciden aplicar estas restricciones. En los Términos y Condiciones, no negociables, que se aceptan al abrir la cuenta, no dice en ningún punto por qué motivos limitarán la cuenta. Pero, tal y como dice el correo de Betfair,  si eres un usuario ganador, no interesas a las casas de apuestas que limitan, que en el caso de operadores con licencia en España, son absolutamente todos.

Algunas casas de apuestas, como William Hill, al menos evitan mencionar en su publicidad que puedes ganar, pero otras sí que lo hacen, por lo que incluso se podría tratar como publicidad engañosa, ya que es imposible ganar cantidades significativas con estas limitaciones.

SG: Por lo que explicas, parecen gozar de impunidad. ¿Cómo es posible? ¿Quién les ampara?

Más que estar amparados, lo que ocurre es que el organismo que debería de velar por la protección de los usuarios y sus derechos frente a estos abusos, que es la Dirección General del Juego (antes denominada Comisión Nacional del Juego), se lava las manos y no emprende ninguna acción ni de oficio, ni tras las reclamaciones dirigidas a la DGOJ por parte de los usuarios. Tampoco gozan exactamente de total impunidad, porque poco a poco, los jueces van recibiendo demandas y dictando sentencias favorables a los usuarios, pero de momento no existe jurisprudencia y por cada nuevo caso de abusos hay que empezar desde el principio otra demanda.

En la Ley 13/2011 de Regulación del Juego, se dice en el Artículo 21, que son funciones de la DGOJ:

  1. Asegurar que los intereses de los participantes y de los grupos vulnerables sean protegidos, así como el cumplimiento de las leyes, reglamentaciones y principios que los regulan, para defender el orden público y evitar el juego no autorizado.

[…]

  1. Resolver las reclamaciones que puedan ser presentadas por los participantes contra los operadores.

Sin embargo, ignoran todas las reclamaciones que reciben, basándose en el Artículo 15 de la misma ley, sobre los derechos de los participantes:

  1. La relación entre el participante y el operador habilitado constituye una relación de carácter privado, y por tanto, las disputas o controversias que pudieran surgir entre ellos estarán sujetas a los Juzgados y Tribunales del orden jurisdiccional civil, sin perjuicio del ejercicio de la potestad sancionadora ejercida por la Comisión Nacional del Juego dentro de las competencias reconocidas en esta Ley.

De acuerdo, la relación entre el usuario y el operador es privada, pero como bien dice dicho Artículo 15.3, la DGOJ tiene potestad sancionadora para tomar medidas en el caso de que se realicen actividades que menoscaben los derechos de los usuarios. Estos derechos son, por ejemplo, según se indica en el mismo Artículo 15.1:

Los participantes en los juegos tienen los siguientes derechos:

a) A obtener información clara y veraz sobre las reglas del juego en el que deseen participar.

b) A cobrar los premios que les pudieran corresponder en el tiempo y forma establecidos, de conformidad con la normativa específica de cada juego.

c) A formular ante la Comisión Nacional del Juego las reclamaciones contra las decisiones del operador que afecten a sus intereses.

En el Artículo 10, sobre las Licencias generales y las obligaciones que asumen los licenciatarios se indica:

  1. Los operadores habilitados para realizar actividades de juego deberán asumir como compromisos, por lo que se refiere a la gestión responsable del juego:

[…]

  1. b) Asegurar la integridad y seguridad de los juegos, garantizando la participación, transparencia de los sorteos y eventos, del cálculo y del pago de premios y el uso profesional diligente de los fondos, en su más amplio sentido.

Sin embargo los operadores no garantizan la participación igualitaria (limitaciones y cierres de cuentas), o transparencia de los eventos (cambios arbitrarios de cuotas) en su más amplio sentido.

Finalmente, quiero decir que las consecuencias de toda esta indefensión, unida a una tributación desproporcionada y alejada de la realidad (los beneficios se declaran como ganancias patrimoniales, que tributan al más alto tramo de IRPF que corresponda por el sueldo del usuario, sin ningún tipo de desgravación ni reconocimiento del juego como actividad económica), hace que aquellos usuarios apostadores o jugadores de póquer que se dedican principalmente a la actividad de ganar dinero jugando, decidan marcharse fuera de España, a países donde haya operadores que no realicen estas prácticas abusivas pues son Estados en los que la regulación considera ya estos supuestos y optan por modelos regulatorios mucho más atractivos y liberales en cuanto a oferta, y donde además haya liquidez internacional, pudiendo realizar apuestas sin limitaciones,  apuestas cruzadas o jugar al póquer contra usuarios de todo el mundo, y con obligaciones tributarias mucho más adecuadas a la realidad.

De este modo, lo que consigue la administración con su pasividad es forzar a que los que más volumen de apuestas o más dinero juegan al póquer, actividades que terminan traduciéndose a impuestos a través de los ingresos de las casas, abandonen nuestro país y dejen de consumir y tributar en él.

SG: Muchos profesionales del sector que hemos entrevistado en otras ocasiones precisamente nos dan un punto de vista opuesto: prácticas abusivas de los clientes, amaño de partidos, bonus abusers, publicaciones en blogs de cómo sacarles dinero a las casas de apuestas, tweets que anuncian errores de cuotas para que otros se aprovechen de dichos errores… ¿Cómo podemos diferenciar a unos y a otros? ¿Qué opinas de estas prácticas?

Por supuesto, las apuestas que se realizan contando con información privilegiada de amaños o lesiones son ilegales, inmorales y una lacra para el mundo de las apuestas. Pero son casos muy poco frecuentes con respecto a todos los casos en los que los usuarios son capaces de detectar valor en las cuotas y deciden apostar, usuarios que no solo apuestan por diversión, sino para obtener ganancias de manera responsable y con conocimiento. Esta es la diferencia.

Además, de acuerdo con sus Términos y Condiciones, si se demuestra el amaño, las casas pueden anular las apuestas, lo cual me parece muy lógico. Incluso existen organismos como el Centro Internacional para la Seguridad del Deporte (ICSS), la Tenis Integrity Unit (TIU), el Tribunal Administrativo del Deporte (dependiente del Consejo Superior de Deportes) o empresas especializadas como Sportsradar, que vigilan para detectar dichos amaños.

Por otro lado, que los usuarios sean más hábiles detectando cuotas con valor que las casas de apuestas fijando las cuotas de los eventos, de modo que incluso con los márgenes que aplican, los usuarios puedan ganar dinero a largo plazo, no se puede considerar en ningún caso una práctica abusiva por parte del usuario, pues es la esencia misma de las apuestas. Esta esencia es intentar ganar con análisis, observación y trabajo, arriesgando una cantidad de dinero, pero de manera responsable.

Por tanto, en mi opinión, la visión que tienen los profesionales del sector en cuanto a estas prácticas, consiste en culpar a los usuarios de sus propios errores, pues los operadores cuentan con los medios para evitarlos. En el caso de amaños, pueden anular las apuestas si efectivamente se demuestra el amaño, de acuerdo con sus Términos y Condiciones y estoy de acuerdo con ello. En el caso de abuso de bonos, verificando la identidad del usuario. En el caso de cuotas erróneas… bueno, si yo me equivoco apostando no hay vuelta atrás, así que es injusto que ellos anulen la apuesta o cambien la cuota a su voluntad si se han “equivocado” (siempre se puede fallar una apuesta independientemente de su cuota).

Por contra, hay otra práctica muy común favorecida e impulsada por las casas, que consiste en la colaboración con “pseudo-tipsters” o personas que recomiendan apuestas y que están afiliadas a las casas de apuestas, que atraen a sus seguidores para que se registren con sus enlaces en dichas casas. Luego, estos “pseudo-tipsters” dan a sus seguidores unas pocas recomendaciones gratis para que ganen un poco mediante retos o apuestas combinadas, con el gancho de las promociones y los bonos de las casas, y luego les dejan a su suerte, de modo que cuando finalmente pierden dinero, reciben un porcentaje del orden del 30% de las cantidades perdidas por los usuarios.

A estos usuarios perdedores no les limitan las cuentas, si no que les ofrecen promociones para que apuesten y pierdan poco a poco durante el mayor tiempo posible, argumentando que las apuestas son un juego en el que se participa principalmente por diversión, no como una inversión buscando una rentabilidad. Y es que, para el que no lo sepa todavía, las casas de apuestas solo pagan a sus afiliados si los usuarios que traen pierden dinero. Ya se han denunciado casos en UK de este tipo, en los que incluso los “pseudo-tipsters” dan malas recomendaciones intencionadamente, que han sido condenados (Noticia).

Estos “pseudo-tipsters” son muy fácilmente detectables para los usuarios que tienen experiencia en el mundo de las apuestas, pero los usuarios nuevos son presas fáciles de estos embaucadores expertos en redes sociales.

SG: Muebete.org denunció a Bet365. ¿Estás de acuerdo con sus planteamientos?

Estoy totalmente de acuerdo con la demanda realizada a través de muebete.org, de hecho, soy uno de los demandantes, junto con muchos otros usuarios de WinnerOdds.

En mi opinión, la plataforma muebete.org y su abogado Ricardo Fábrega, están haciendo un muy buen trabajo, y es una opción muy económica para realizar el proceso de interposición de la demanda por limitaciones personales contra bet365. Hay otros bufetes de abogados, o asociaciones de consumidores y usuarios, que también están llevando casos similares por lo que cada vez hay más posibilidades. Incluso algunos usuarios con conocimientos legales han llevado a trámite sus propias demandas.

Puesto que la DGOJ no atiende nuestras reclamaciones, no ha quedado otra opción que acudir a los tribunales, y esperamos que los jueces entiendan el problema, y con la Ley de Defensa de los Consumidores, con la Ley del Juego, y sobre todo con el sentido común, declaren abusivas estas cláusulas y o bien las modifiquen y aclaren, o bien las retiren directamente.

En el caso de que se declaren abusivas las cláusulas en base a las cuales las casas aplican restricciones o limitaciones personales, éstas pueden seguir ganando dinero igualmente. Para ello, pueden intentar fijar mejor las cuotas iniciales, afinar con más decimales abandonando el obsoleto sistema fraccional, mover más rápidamente las cuotas para buscar el equilibrio, aumentar sus márgenes o recurrir a límites generales crecientes (bajos al sacar las cuotas y que aumenten a medida que éstas se equilibran), sin necesidad de aplicar limitaciones personales a los usuarios, pero claro, esto último es mucho más sencillo para ellos.

SG: ¿Qué opciones tienen los usuarios en el caso de ser limitados?

Los usuarios que sufren abusos por parte de las casas, como limitaciones, cambios de cuotas, anulaciones o cierres de cuentas unilaterales, lo primero que deben hacer es dirigirse al Servicio de Atención al Cliente, y guardar las conversaciones por e-mail o chat, para futuras demandas. Luego, lo más normal es buscar asesoramiento legal para interponer estas demandas, bien con plataformas como muebete.org, o bien con otros abogados especializados en estos temas.

Puesto que estas demandas pueden llevar mucho tiempo por la saturación de la justicia en España, si los usuarios están limitados, aún tienen algunas opciones legales para seguir apostando, tal y como describí en este artículo. Abrir cuenta en todas las casas con licencia en España; apostar en directo justo cuando empieza el evento, donde las limitaciones son algo menos restrictivas; utilizar las apuestas cruzadas, a pesar de la falta de liquidez internacional; o apostar en salones físicos; son algunas de las posibilidades que les quedan a los usuarios que quieren seguir apostando y ganando.

El juego no es solo lo que venden las operadoras o la DGOJ desde “Jugarbien”: una actividad de diversión (a pesar de las posibles pérdidas). Todas estas opciones que he mencionado y que permiten a los usuarios seguir ganando, implican una inversión de tiempo y medios económicos considerable, convirtiéndose en una actividad en la que fruto del trabajo, esfuerzo, dedicación, estudio y práctica responsable, se pueden obtener rendimientos como en cualquier otra actividad económica.

SG: Miguel, agradecerte tu tiempo con nosotros hoy…

Muchas gracias por permitirme contar todas estas experiencias como usuario de las casas de apuestas. Es necesario hacer públicos estos problemas, del que principalmente son víctimas los usuarios ganadores, pero que en algún momento pueden llegar a afectar a cualquier usuario que apueste responsablemente y con conocimiento para ganar además de divertirse. Se siguen recogiendo firmas en change.org en contra de estos abusos de las casas de apuestas y espero que todas las demandas prosperen y todos los usuarios del Juego Online podamos disfrutar en un futuro un juego responsable, seguro, justo y en su caso, profesional.

[info@sectorgambling.com si quiere añadir, rebatir o alegar cualquiera de las opiniones de esta entrevista]