Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

¿Sabes que es el Disordered Gambling?

¿Sabes que es el Disordered Gambling?

La ludopatía es un trastorno del juego que afecta hoy en día a un 1% de las personas. Aunque si bien es cierto que es un porcentaje reducido, también es verdad que empieza a ser muy preocupante, ya que se ha ido aumentado con el paso de estos últimos años.

Este trastorno afecta tanto a personas mayores, como a jóvenes, y lo peor de todo es que está ampliamente aceptado, por lo que no siempre es fácil darse cuenta de las consecuencias que acarrea. Y es que el simple hecho de jugar a la lotería de forma habitual, de hacer apuestas deportivas un día si y un día también, incluso de jugar al póker con los amigos apostando dinero, podría terminar derivando en un trastorno de ludopatía.

Lo cierto es que en estos últimos años se han evaluado diferentes maneras para reevaluar este concepto. Algunos especialistas prefieren llamarlo dicotomía; es decir, la clásica disyuntiva entre ser o no ser un jugador, con la conclusión de que la única manera de curar el mal era la abstinencia. También se le caracteriza como un trastorno que controla los impulsos, como una adicción en la que no existe una sustancia de por medio. A nivel clínico ya no se utiliza el término de juego patológico o de ludopatía al uso, si no más bien el de disordered Gambling.

Una característica clave que define a este tipo de adicción es que el jugador piensa que tiene el control en todo momento, pero esto tan sólo es una ilusión de la que se dará cuenta cuando ya sea demasiado tarde.

Los trastornados por este problema también se caracterizan por tener una actitud supersticiosa, haciendo que el usuario piensen en que algunos elementos, como ropa, amuletos, etc pueden darles suerte, o bien todo lo contrario.

Otra característica de este trastorno alude a la personalización de la máquina: el usuario atribuye a la misma sentimientos o intenciones, incluso culpándola de sus pérdidas.

El jugador puede creer que está perdiendo por poco, y que debe de seguir jugando hasta recuperar las pérdidas.

Resultan tan atractivas porque son muy accesibles, y es que ahora tan solo hará falta tener un ordenador con acceso a internet para interactuar con ellas. Las apuestas son más reducidas que las que se harían en un casino, y el jugador puede esconderse sin que nadie le recrimine por su comportamiento (si se juega online).

Estas son las principales características que definen al Disordered Gambling.

Fuente: Informe21