Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

LAE: Investigan irregularidades en contratos publicitarios

LAE: Investigan irregularidades en contratos publicitarios

El organismo inicia un “procedimiento de reintegro por alcance” por un “posible descubierto producido en los fondos públicos”. Se basa en las irregularidades detectadas en un informe que analizó 22 contratos por un importe conjunto de 195 millones.

La Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas ha iniciado un “procedimiento de reintegro por alcance” a la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, por un “posible descubierto producido en los fondos públicos, como consecuencia de las presuntas irregularidades en la contratación de servicios de publicidad” de esta empresa pública, entre 2011 y 2013, según recoge el Boletín Oficial de hoy.

En esos años, los presidentes de Loterías fueron Aurelio Martínez (nombrado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero) y José Miguel Martínez, inspector de Hacienda muy cercano al ministro Cristóbal Montoro, que dimitió en agosto de 2013 alegando “problemas de salud”, tras una gestión muy cuestionada. Fue sustituido por la actual presidenta, Inmaculada García, en el cargo desde septiembre de 2013.

El expediente del Tribunal de Cuentas, que Loterías no comenta, tiene su origen en un informe de fiscalización en el que analizó 22 contratos de publicidad y patrocinio adjudicados por la empresa pública en esos años, por un importe conjunto de 195 millones de euros, sin contar el IVA.

El organismo detectó en ese informe irregularidades en los contratos adjudicados por la sociedad estatal, que está adscrita al Ministerio de Hacienda y es el mayor anunciante del sector público. Según destacaba el tribunal en sus conclusiones, “muchos de los expedientes analizados no se ajustaban a los principios de transparencia e igualdad que deben regir en la contratación pública” al no incluirse suficiente información “sobre los criterios técnicos de preselección de los licitadores”, ni sobre la ponderación de la puntuación otorgada a la estrategia creativa o a los aspectos económicos, entre otras cuestiones.

El informe destacaba el “desproporcionado” importe de un contrato adjudicado “sin concurrencia” a la Corporación de Radio y Televisión Española (CRTVE) por 19.167.000 euros para la promoción de los juegos de loterías en República Dominicana.

Esa aventura caribeña, que fue impulsada por el amigo de Montoro, supuso unas pérdidas totales de 508.000 euros en su primer año de vigencia, frente al beneficio que se había estimado en 2012 de 6,2 millones para los primeros cinco años. Dada la falta de perspectiva de obtener rentabilidad para Loterías, el contrato con CRTVE se resolvió en marzo de 2014.

El Tribunal de Cuentas llamó asimismo la atención sobre el contrato para publicitar la abortada oferta pública de venta (OPV) de acciones de SELAE, que se adjudicó en septiembre de 2011 por 10 millones de euros a la agencia Mediacom. De ese contrato, finalmente solo se ejecutaron 4.446 millones al descartarse finalmente la salida a Bolsa de Loterías, inicialmente prevista para noviembre de ese año.

El informe del Tribunal de Cuentas destacó que, al valorar las ofertas para ese contrato, “no se produjo la debida segregación de funciones, en tanto que el mismo órgano unipersonal fue el encargado de elaborar un informe técnico en el que se proponía al órgano de contratación tanto la valoración técnica como la económica”.

El informe también puso el acento en la ausencia de independencia de los miembros de la mesa de contratación en 2013 y la inexistencia de información sobre la composición de dicha mesa en 2011 y 2012; o que Loterías justificase de forma “contradictoria” la decisión de licitar de forma conjunta o separada los servicios de publicidad relativos a la creación y producción y los de la gestión de medios.

Así, destacaba el caso de un contrato adjudicado en 2013 a la agencia Tactics Europe por 17,8 millones (sin IVA). El informe estimaba que haber licitado por separado esos servicios “hubiera supuesto un menor coste estimado”, por el organismo en 11,274 millones.

Según el Tribunal de Cuentas, Loterías “no realizaba estudios formales sobre las campañas, que permitieran mejorar las decisiones sobre las futuras inversiones en publicidad, ni tampoco mediciones de eficacia durante la ejecución o finalización de la misma, lo que privaba de una información relevante de cara” para “optimizar” sus resultados.