Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El Santander desaconseja acudir a casas de apuestas

El Santander desaconseja acudir a casas de apuestas

Banco Santander ha actualizado el código de conducta de sus empleados para adaptarlo al MiFID II, la Directiva de Mercados e Inversiones Financieras que entró en vigor en enero pasado y que en España implica una nueva Ley del Mercado de Valores, aún en tramitación.

MiFID II pretende proteger a los particulares, garantiza que el inversor sea consciente de los riesgos a los que se expone (mediante test), separa las funciones de intermediación y asesoramiento y limita los incentivos de las entidades para vender productos a clientes no adecuados.

Santander se obliga así a ser un peldaño más exquisito y modificar las normas de buen hacer profesional de sus trabajadores en pro de la nueva normativa. La entidad ha adaptado requerimientos de MiFID II como las pautas para la clasificación de los clientes y de los productos financieros o los test de conveniencia y de idoneidad.

Pero su código de conducta también mantiene cuestiones relativas al ocio de sus empleados, la buena educación, la armonía familiar, el respeto al medio ambiente, las relaciones personales y familiares con la entidad o sus vínculos con autoridades, directivos y funcionarios públicos. También aspectos relacionados con la confidencialidad, los regalos e invitaciones que reciben o realizan, la igualdad, el pago riguroso de impuestos, las incursiones en Bolsa de sus empleados, la participación en sociedades offshore (sitas en paraísos fiscales) e incluso a qué dedican el tiempo libre. Porque en el caso de que sea a jugar al blackjack, mejor olvidarse.

El banco desaconseja a sus trabajadores acudir a casinos y casas de apuestas. Y menos aún llevar allí a “personas que mantengan cualquier tipo de relación profesional o de clientela con el Grupo Santander”. lainformacion