Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Canadá planea regular el Juego Online

Canadá planea regular el Juego Online

En los últimos años los juegos de azar en línea están ganando impulso en todo el mundo, sobre todo debido a la gran cantidad y dinero que manejan y por ser un bocado apetecible para los gobiernos que ven en este mercado una muy generosa manera de recaudar fondos frescos. Canadá, que tiene una de las tasas más altas de jugadores en línea del mundo, está planeando regular ese mercado que hoy funciona en zonas grises y mediante permisos provinciales provisorios.

Por ello, los jugadores canadienses pueden acceder fácilmente a dichos sitios web y apostar a través de ellos y los gobiernos provinciales, no cortos no perezosos, están empezando a crear sus propios sitios de juegos en líneas, perfectamente legales y dejando en claro que en este país no es un delito ni una ofensa criminal y que necesita de forma urgente una regulación federal. Quienes apoyan el juego en línea han observado que ningún jugador que ha apostado en sitios offshore fue detenido ni multado.

Está de más decir que los juegos en línea en Canadá es un negocio próspero y que los sitios web extra territoriales se benefician de una postura casi cómoda del gobierno canadiense. Pero esa comodidad le está significando al estado la pérdida de cientos de millones de dólares en materia de tasas al año. La realidad es que es que los sitios que vienen de los polos de la industria en Europa, son mucho más atractivos de aquellos que están impulsando las provincias, por lo que de no regular la actividad, se seguirá perdiendo dinero.

El tema es que los juegos por Internet dividen las aguan de los tranquilos canadienses y, mientras una parte piensa que la regulación debe ser estricta para poder evitar que se convierta en algo adictivo y destructivo, quienes favorecen una legislación abierta creen que los juegos de azar en línea plantean fomentar el desarrollo económico. No hay duda de que el juego legalizado ha traído ciertos beneficios económicos a algunos países con problemas de liquidez, la legalización del juego en línea parece ser una buena manera de arreglar un déficit presupuestario.

Lógicamente, parece que Canadá tiene un buen estímulo para la regulación y el impuesto a los juegos de azar en línea, porque los observadores de la industria están convencidos de que el establecimiento de un regulador es una garantía. Decididamente para los acólitos de la idea, regular la industria del juego en línea puede ser una apuesta ganadora para el país.

El mercado de juegos de azar a distancia está creciendo año

tras año y para mantener el ritmo de esa tendencia, las empresas de loterías provinciales en Columbia Británica, Ontario y Quebec han comenzado a ampliar sus huellas en línea. En 2010, la British Columbia Lottery Corporation lanzó el primer casino de Internet administrado por un gobierno en América del Norte. Los gobiernos provinciales de Canadá son plenamente conscientes de los beneficios económicos de los juegos en línea. Según algunos analistas de la industria, Las regulaciones de las provincias canadienses son algunas de las más progresistas en su materia. Cuatro meses después del lanzamiento del sitio de la lotería en Columbia Británica, éste ya tenía más de 25.000 registros, y en diciembre de 2010, Loto-Quebec puso en línea un sito con juegos de mesa de casinos y póker.Los buenos dividendos que estaban recogiendo dieron como resultado que la lotería de Quebec pusiera en marcha la primera red de póker, conocida como la Canadian Poker Network, en febrero de 2011 y poco tiempo después la British Columbia Lottery Corporation, puso en línea el primer casino con crupier en vivo. Evidentemente las Loterías canadienses no van a perder el ritmo y van a seguir expandiéndose en materia de juegos en línea. Esto está creando un clima en donde se asegura que una ley federal sería beneficiosa para todos los sectores.

Los canadienses, además, miran de reojo lo que están haciendo en materia de regulación los norteamericanos, con quienes comparten muchas similitudes, pero también, muchas más diferencias. Mientras que en ambos países, los estados tienen jurisdicción para legislar puertas adentro el tema de los juegos, Canadá posee ya varios sitios de apuestas deportivas conocidos con el nombre genérico de Sports Select, los cuales están dando cuantiosos ingresos y funcionan en la mayoría de los estados provinciales. En cambio en EEUU, las apuestas deportivas están prohibidas en 46 de los 50 estados.

Los canadienses miran el ejemplo de los EEUU como lo que no hay que hacer, pues los especialistas indican que se fugan recursos por todos los rincones. Los ingresos de los casinos terrestres en Canadá no pueden competir con los del juego en línea y los analistas explican que se están gestando cambios en la regulación, ya que se cae de maduro que el gobierno quiere dejar de perder millones de dólares en operaciones sin licencia que están siendo realizadas en todo el territorio.

Fuente:www.casinoreports.ca