Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Carta a la DGOJ para mejorar la experiencia y protección de los jugadores

Carta a la DGOJ para mejorar la experiencia y protección de los jugadores

Miguel Figueres, bien conocido entre nuestros lectores, siempre ha reivindicado los derechos de los jugadores frente a los presuntos abusos de las casas de apuestas. Ya estuvo en Sector Gambling en una interesantísima entrevista que acaparó las visitas en Octubre del pasado año.

Os ponemos en antecedentes, hace pocos días la DGOJ planteó la modificación de algunas Ordenes Ministeriales a través de consulta pública. Miguel Figueres utilizó la plataforma change.org para arrancar una petición a la DGOJ con el nombre “La DGOJ abre una Consulta Previa para la modificación de la normativa. Aprovechémosla!“.

Para Miguel Figueres…

El OBJETIVO de esta petición para la protección de los jugadores, es evitar unas prácticas abusivas reiteradas, basadas en decisiones arbitrarias de los operadores, y que constituyen una infracción grave o muy grave.

La SOLUCIÓN consiste principalmente en que la DGOJ cumpla sus funciones de vigilancia, control, inspección y sanción, y que vele por la protección de los jugadores frente a prácticas y abusivas por parte de los operadores.

Conclusiones
De acuerdo con los problemas expuestos, que además son comunes a multitud de usuarios, una experiencia típica de un usuario de juego online de apuestas de contrapartida podría ser:

1. Un futuro usuario ve, lee o escucha la publicidad o promoción de un operador de apuestas deportivas, le ofrecen bonos de ingreso y le muestran a personas que disfrutan de ganar dinero con las apuestas deportivas.
2. En web y en las redes sociales, afiliados de los operadores, que cobran un porcentaje de las pérdidas de los usuarios, mediante agresivas bonificaciones, o “retos” en los cuales les prometen recomendaciones de apuestas para conseguir grandes beneficios, le convencen para registrarse en uno o varios operadores mediante sus enlaces. Al principio puede que gane algo de dinero con el afiliado, pero luego se ve perdiendo dinero sin saber por qué.
3. Durante la realización de apuestas, mientras aprende a encontrar apuestas rentables, es posible que apueste a alguna cuota con mucho valor, que sea anulada o modificada arbitrariamente por los operadores.
4. Si eventualmente, tras dedicar tiempo y esfuerzo en encontrar valor en las cuotas ofrecidas por los operadores, consigue ganar dinero, los operadores limitan el importe máximo de sus apuestas, a cantidades ridículas en muchos casos, con respecto a otros usuarios, o bien cierran su cuenta. Además, el beneficio obtenido es considerado como una ganancia patrimonial y no fruto de una actividad económica, con las implicaciones que ello tiene.
5. En las reglas particulares, se incluyen previsiones contrarias a la ley para anular puestas, y cláusulas ambiguas para aplicar limitaciones al importe máximo de apuesta (que sería muy diferentes para distintos usuarios).
6. Si reclama al servicio de atención al cliente, el operador alega que según sus reglas, pueden anular cualquier apuesta amparándose en cláusulas que diversos jueces ya han considerado abusivas.
7. Si reclama dirigiéndose a la DGOJ, se le indica que su relación con el operador es de carácter privado y ha de presentar una demanda en los tribunales, que probablemente le cueste más que el propio premio que reclama, además del tiempo necesario en el procedimiento.
8. Otros usuarios, que pierden dinero, no tienen limitación alguna para seguir apostando cantidades mayores, mientras que desde la DGOJ se les transmite el mensaje de que apostar (y perder responsablemente) es para divertirse.

Los miles de usuarios que habrán pasado por esta experiencia se encuentran desprotegidos frente a las decisiones arbitrarias y prácticas abusivas por parte de los operadores, a lo cual se une que la DGOJ no realiza de forma efectiva sus funciones de vigilancia, control, inspección y sanción de las actividades y problemas descritos.

Ver carta completa