Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

1 millón de Libras de multa para SkyBet

1 millón de Libras de multa para SkyBet

A principios de esta semana, se dieron a conocer noticias de que Sky Betting and Gaming (Sky Bet) se ha convertido en el último operador del Reino Unido en haber sido amonestado por la Comisión de Apuestas por fallos de responsabilidad social. Una de las compañías de juegos de azar más grandes del Reino Unido, anteriormente propiedad del gigante de las retransmisiones Sky, Skybet fue multada con £1 millón por el regulador por no evitar que los clientes autoexcluidos se registren en sus páginas web y otras infracciones regulatorias.

A SkyBet se le está imponiendo una penalización por parte de UKGC en un momento en que el regulador está revisando sus condiciones de licencia existentes y está implementando gradualmente otras medidas más estrictas para que los operadores de iGaming las sigan y cumplan.

El verano pasado, 888 Holdings recibió una multa de £7.8 millones por incumplimientos con el juego responsable. Y el mes pasado, William Hill recibió una orden de pago de £6.2 millones por lo que la Comisión consideró malas políticas contra el lavado de dinero y fallos en la protección de sus jugadores. Si bien el alcance de las violaciones fue diferente en cada uno de los tres casos, las multas impuestas sin duda plantean la cuestión de si el UKGC ha reprendido de forma demasiado laxa a SkyBet.

La naturaleza de los fallos de SkyBet
El UKGC descubrió después de investigar el asunto, que SkyBet incumplió los códigos y las normas de la Comisión respecto a la provisión de servicios de juego de apuestas de tres maneras diferentes. En primer lugar, quedó claro que 736 clientes de SkyBet, que se habían autoexcluido, pudieron abrir cuentas duplicadas con el operador y apostar durante el período comprendido entre noviembre de 2014 y noviembre de 2017.

En segundo lugar, alrededor de 50,000 clientes siguieron recibiendo materiales promocionales por parte del operador incluso después de la autoexclusión. Se invitó de forma reiterada a jugadores y apostadores que se excluyeron a sí mismos a continuar apostando. Aunque supuestamente no podían reabrir sus cuentas con SkyBet, los usuarios, algunos de los cuales podrían haber estado tratando de luchar contra el comportamiento problemático del juego, podrían haber sentido la necesidad de apostar en otro lado.

Por último, pero no menos importante, la Comisión de Juego del Reino Unido descubrió que un total de 36,748 clientes autoexcluidos no se les devolvió los fondos de su cuenta al cierre de la misma.

Por lo tanto, SkyBet tendrá que pagar £1,008,600, incluidas £750,000 destinadas a organizaciones de juego responsable. La porción restante de su multa se dividirá de la siguiente manera: £450,000 por permitir que los clientes autoexcluidos abran cuentas duplicadas, £250,000 por enviar material promocional relacionado con juegos de apuestas a clientes autoexcluidos, y £50,000 que el operador tendrá que devolver a los jugadores que optaron por la autoexclusión.

¿Son justas las multas por los fallos de SkyBet?
Las infracciones de los términos de licencia de SkyBet eventualmente afectaron a decenas de miles de clientes autoexcluidos de una manera u otra y podrían haber afectado a muchos más.

La razón por la cual una persona decide autoexcluirse de una página web de apuestas u otras similares es porque siente que está cerca de desarrollar algún tipo de adicción al juego o que ya se ha convertido en un adicto al juego. Lo que puede parecer una infracción menor por parte de un operador hacia un jugador autoexcluido, en realidad podría convertirse en un desencadenante grave para que ese mismo jugador recaiga en su comportamiento de apuestas de riesgo. Los operadores deben ser conscientes de eso y asegurarse de que sus clientes estén bien protegidos.

Se descubrió que SkyBet generó un rendimiento bruto de juego de £217,306 gracias a los jugadores autoexcluidos que pudieron abrir nuevas cuentas con el operador. En comparación, 888 recibió una multa de £7.8 millones por permitir a los jugadores que se habían autoexcluido de su plataforma de apuestas/casino/póker, jugar en su plataforma de bingo. De este modo, los jugadores pudieron depositar más de £3.5 millones en el operador.

Mientras que £3.5 millones es una cantidad enorme en comparación con poco más de £200,000, es importante tener en cuenta que en el caso de 888 los jugadores excluidos pudieron jugar en el período comprendido entre octubre de 2015 y septiembre de 2016. Sin embargo, con SkyBet los clientes autoexcluidos abrieron y usaron cuentas entre noviembre de 2014 y noviembre de 2017 o lo que es lo mismo, durante tres años.

En el caso de 888, más de 7,000 clientes se vieron afectados, mientras que en el caso de SkyBet hubo alrededor de 700 clientes. Ambos operadores les fallaron a los jugadores autoexcluidos de una manera muy seria y las multas eran obligatorias. Sin embargo, el hecho de que SkyBet tardara tres años en resolver un problema evidente con su sistema de autoexclusión que plantea múltiples dudas y sobre la capacidad del operador para evitar que los clientes con problemas con el juego puedan continuar apostando.

Como ya se señaló, SkyBet es uno de los mayores operadores del Reino Unido. Y si un operador con un amplio historial en la industria del juego online y con una gran base de jugadores no puede proteger a sus clientes, sin duda merece más que una pequeña reprimenda, particularmente cuando lleva tanto tiempo sin resolver un problema que podría poner en riesgo a miles de personas.

Fuente: Casino News Daily