Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Publicidad de apuestas y juego online en las webs “piratas”

Publicidad de apuestas y juego online en las webs “piratas”

La piratería digital en España descendió un 6% el año pasado -segunda bajada consecutiva- aunque aumentó el número de personas que acceden a contenidos ilegales de series, libros y películas, según desvela el informe del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2017.

Tal y como se desprende de este documento elaborado por la consultora GfK y presentado en la Secretaría de Estado de Cultura por la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos y LaLiga, el año pasado hubo 4.005 millones de accesos digitales ilegales a contenidos por valor de 21.899 millones de euros, lo que provocó que la industria cultural, del videojuego y el fútbol dejaran de percibir 1.857 millones de euros.

El número de acceso ilegales bajó un 3 por ciento respecto a os 4.128 accesos ilegales de 2016, mientras que el valor de lo pirateado cayó un 6 por ciento desde los 23.294 millones de euros del año anterior.

Aún así el sector de la piratería vio como creció un 4,1 % la ganancia que dejó de obtener, que llegó a 1.857 millones. Un aumento, según Carlota Navarrete, directora de la Coalición, que se puede deber, entre otros, a que se “han producido muchos más contenidos en el mercado. Hemos perdido más porque había más contenidos que piratear y de mayor valor”.

En cuanto al volumen de contenidos a los que se accede de manera ilegal, en 2017 bajó el de música un 6,1% respecto a 2016; un 8% en películas, un 7,5% el fútbol y un 1,5% las series de TV, pero los videojuegos y los libros experimentan una subida 8,2% y 12%, respectivamente.

Respecto a la forma de acceso, en 2017 se mantuvo el peso de los buscadores como principal vía de acceso a los contenidos ilegales, con un 75 %, y fue Google el utilizado en nueve de cada diez accesos a contenidos piratas. En cuanto a las redes sociales, fue Facebook la más utilizada (83%), y el porcentaje de webs desde las que se accedió a contenidos ilegales que están financiadas por publicidad aumentó hasta el 95 % (fue del 67 % en 2016).

De toda esa publicidad, el 68 % corresponde a sitios de apuestas y juego online, el 58% a sitios de contactos y más del 55% a contenido para adultos y más de un 26% corresponde a productos de consumo de marcas de prestigio (37,6 % en 2016), lo que según el informe confirma la “urgente necesidad” de un marco de mayor colaboración entre industria y anunciantes.

Fuente: diarioinformacion