Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

La Línea reclama exenciones fiscales para empresas de juego online

La Línea reclama exenciones fiscales para empresas de juego online

En una economía globalizada, el control fiscal requiere cada vez más de un intercambio fluido de información entre distintos países, un cruce de datos que permita garantizar el pago de impuestos por actividades económicas desarrolladas en múltiples ubicaciones. Y en ese contexto, España vuelva a apuntar a un territorio vecino, Gibraltar, en demanda de esa información que permita luchar contra la evasión fiscal de personas físicas y jurídicas. Porque el Peñón facilita datos, pero “no es solo una cuestión de números, sino de que sirva para los fines de control”.

Así lo destacó ayer el delegado especial de la Agencia Estatal de Administración Tributaria en Andalucía, Ceuta y Melilla, Jorge Ramírez, durante una nueva edición del Foro30 de Europa Sur, patrocinado por Acerinox. La siempre difícil relación entre España y Gibraltar en materia tributaria, con el Peñón incluido en el real decreto de paraísos fiscales, se enfrenta en estos momentos a un nuevo e ignoto contexto: la salida de Reino Unido de la Unión Europea, programada para el próximo mes de marzo. El país saliente quedará fuera del marco comunitario y tendrá que decidir “si quiere seguir en el grupo líder de la OCDE” (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), lo que implica seguir la normativa y requisitos de control fiscal. Y en ese contexto, que “puede ser una oportunidad porque agitará el debate”, el Gobierno volverá a reclamar a Gibraltar lo que ha venido pidiendo durante los últimos años: transparencia, que su sistema tributario cumpla los requisitos de la OCDE e intercambio de información.

Hacienda adapta su método de trabajo a la economía digital
Siempre que se cumplan esos criterios, puntualizó el delegado, “la relación con Gibraltar será igual que con el resto de los países europeos”. “Necesitamos información efectiva”, explicó ayer Ramírez en el foro celebrado en el Hotel Guadacorte, pero hasta ahora “todos los intercambios de información han sido por petición, no te permiten elegir qué información te dan”, por lo que la que llega es insuficiente.

A escasos meses del Brexit, España, pero muy especialmente La Línea de la Concepción, mira con lupa cada paso que se da en el Peñón y las consecuencias que pueda tener el acuerdo final entre la UE y Reino Unido para el adiós del este. En previsión de los efectos que este pudiera deparar para el municipio linense, su Ayuntamiento está luchando por lograr un régimen fiscal especial que se resiste. En concreto, reclama exenciones fiscales para las empresas de juego online, de forma que aquellas que tuvieran que salir de Gibraltar pudieran implantarse en el municipio vecino. Esa ventaja fiscal no ha llegado a La Línea, pero sí a Ceuta y Melilla, algo que el alcalde linense, Juan Franco, recordó ayer al delegado de la Agencia Tributaria.

“España está situada en el grupo de cabecera de la UE y eso exige mucho”, apuntó Jorge Ramírez. Y entre esas exigencias está el cumplimiento escrupuloso de los límites marcados por la UE para las exenciones fiscales, porque “podríamos incurrir en una infracción relativa a las ayudas del Estado y perderíamos credibilidad, algo que no podemos permitirnos”. Aparte estaría la cuestión de la insularidad de Ceuta y Melilla, que sitúa a las ciudades autónomas en los márgenes de lo marcado por Europa.

Ante los representantes políticos, empresariales y sociales reunidos en el foro, Ramírez también abordó otra cuestión que preocupa, y mucho, en el Campo de Gibraltar: el blanqueo de los capitales procedentes del narcotráfico. “Efectivamente es la clave” en la lucha contra este delito, reconoció el delegado, que apuntó a continuación que para esa lucha es fundamental “la concienciación social, que se considere que son acciones criminales”.

El representante de la Agencia Tributaria remarcó en ese sentido que este departamento “siempre ha tratado de desmantelar las organizaciones”, dar el paso más allá de la detención de sus integrantes por un alijo en concreto o una serie de incautaciones para desarbolar toda su estructura. Pero “el blanqueo es de los delitos más complejos de probar”, recordó. Para seguir el rastro del dinero está el personal de investigación de la Agencia, que cuenta para ello no solo con los que trabajan desde el Campo de Gibraltar, sino con las 400 personas de Vigilancia Aduanera en Andalucía: “Los que están investigando no tienen límites de espacio, están en todos lados”.

Fuente: europasur