Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El último bolo de Manuel Lao

El último bolo de Manuel Lao

El pasado 20 de junio tuvo lugar en Madrid el XXI Congreso Nacional de COFAR (Confederación Española de Empresarios del Juego) durante el cual su presidente, Manuel Lao Hernández, se despidió de los empresarios del sector después de 21 años al frente del organismo.

Lao Hernández (CIRSA) vendió hace un mes la casi totalidad de su imperio de juego al fondo de inversiones norteamericano Blackstone por un valor aproximado de 2.000 millones de euros. Al frente de CIRSA quedará Joaquin Agut hasta ahora consejero delegado del consorcio empresarial propiedad de la familia Lao.

Entre los acuerdos suscritos entre el empresario español y el fondo de inversión está la no concurrencia de Lao en el mismo sector durante un periodo de tiempo determinado.

Las salas de juego exprimen los barrios pobres de Madrid: crecen un 140% desde 2014
ALFREDO PASCUAL
Hasta la patronal de los salones de juego se reconoce “asustada” por el enorme crecimiento de este tipo de negocios en los últimos años
Durante la celebración del XXI Congreso, en el que se dieron cita los principales empresarios y grupos del sector del juego privado en España, el coordinador general de COFAR, el abogado José Sánchez-Fayos, hizo un pormenorizado recorrido sobre la salud y el estado de la cuestión en los momentos actuales de ese segmento empresarial.

Sánchez-Fayos presentó los resultados del juego privado en España durante el pasado ejercicio 2017. El GGR (cantidades jugadas menos premios) fue de 4.756 millones de euros y pagó solo en tasas de juego 1.087 millones de euros. Durante la crisis, dicho sector perdió el 35 por ciento de sus ingresos. El subsector de máquinas instaladas en diversos establecimientos hoteleros representa el 65 por ciento de los ingresos totales. En este sentido, COFAR presentó en su congreso un novedoso programa de acreditación para establecimientos de hostelería en el marco de las acciones de juego responsable que va a emprender.

El sector pagó el pasado ejercicio alrededor de 1.087 millones de euros solo en tasas de juego

El XXI Congreso adoptó la decisión de apostar por la implantación de políticas de Responsabilidad Social Corporativa acorde con los nuevos tiempos y las exigencias de la sociedad. Las políticas RSC afectarán a compañías de todo tipo de tamaño que operan en el sector del juego.

Por parte de Sánchez-Fayos se informó a los congresistas que el principal riesgo para los operadores se encuentra en las terminales presenciales de juego online y en las terminales presenciales de la SELAE y ONCE.