Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Blackstone quiere fusionar Codere y Cirsa

Blackstone quiere fusionar Codere y Cirsa

Blackstone ya busca la forma de fusionar a Cirsa y Codere. Una vez descartada la compra de Luckia, el fondo americano ha decidido que ha llegado el momento de ejecutar su objetivo, que no es otro que hacer un gigante del sector.

– El sueño de Blackstone era la de agrupar en una sola empresa a Codere, Cirsa y Luckia
– La plantilla de la empresa resultante perdería 2.000 empleados
– Blackstone descarta comprar Luckia

Manuel Lao, histórico propietario de Cirsa, vendió la compañía a Blackstone en primavera de este año por algo menos de 2.000 millones de euros, según fuentes conocedoras. Un importe que, además, incluía la deuda del grupo, que rondaba los 950 millones. Por su parte, Blackstone controla Codere desde que en 2013 adquiriera su deuda, no sin polémica, por 100 millones de euros de manos de Credit Suisse, BBVA y Barclays. Sin embargo, la intención de Blackstone pasa por entrar en su accionariado.

Ahora, Blackstone busca el modo de convencer al resto de accionistas de lo positivo que resultaría una fusión entre sendas compañías de juego. Sin embargo, la reticencia de los Martínez Sampedro -que agonizan en la compañía- y del conjunto de la plantilla, que podría perder hasta a 2.000 efectivos con la operación debido a duplicidades y cierres de sucursales, hacen que el proyecto del fondo norteamericano tenga, de momento, varios obstáculos que saltar.

Pero lo cierto es que los fondos que tienen el control de Codere y Cirsa, como todos, buscan simple y llanamente rentabilidad. Y una fusión de estas características mataría dos pájaros de un tiro: ahorrarían costes en aproximadamente 100 millones de euros y eliminarían competencia directa.

El sueño de Blackstone era el de agrupar en una sola empresa a Codere, Cirsa y Luckia, pero ante la negativa de los propietarios de esta última a vender, el fondo estadounidense se ha dado media vuelta, aunque sin olvidar su proyecto, que ahora será una fusión de dos.

El grupo de juego Codere obtuvo el año pasado un beneficio neto de 2,8 millones de euros, frente a las pérdidas de 1.121,7 millones registradas en 2016. Mientras que la multinacional del juego Cirsa, la primera compañía española del sector del juego y el ocio, obtuvo en el 2017 un beneficio operativo de 427 millones de euros, un 7,2% más que en el 2016.