Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Latinoamérica desde un punto de vista jurisdiccional II

Latinoamérica desde un punto de vista jurisdiccional II

En nuestro anterior post, discutimos sobre el punto de vista jurisdiccional en Colombia, Perú y Brasil. Pero en esta nueva era de iGaming, hay muchos más países en LatAm, que están listos para ampliar las posibilidades en la industria iGaming. Los ciudadanos de los países de América del Sur tienen acceso a Internet y teléfonos inteligentes en la palma de sus manos, lo que les permite acceder a juegos de casino, apuestas deportivas y lotería.

En consecuencia, la mayoría de los gobiernos en América del Sur han acelerado sus esfuerzos para legalizar, a la vez que regulan y gravan, la industria del juego cada vez más popular. Por el contrario, algunos países han respondido a la proliferación de juegos de apuestas en línea como lo hizo el gobierno estadounidense en 2006, pasando facturas globales para prohibir las plataformas de uso público.

Entonces, ¿qué otros países son la “Nueva Colombia” en un punto de vista jurisdiccional?

MEXICO

 México también está impulsando un mercado de juegos en línea completamente regulado. A pesar de que la cámara baja del Senado del país aprobó un proyecto de ley de juego integral a fines de 2014, aún no se ha llevado a cabo una votación sobre el proyecto de ley de la cámara alta. La aprobación de la legislación es improbable antes del próximo año.

ARGENTINA

Cuando se trata de Argentina, la escena es algo más compleja. Actualmente hay 24 autoridades de juego, una por jurisdicción. Mientras tanto, la Asociación Argentina de Fútbol (AFA) es la única entidad que tiene permitido ofrecer apuestas deportivas.

En julio, el presidente argentino, Mauricio Macri, insinuó la posibilidad de un nuevo regulador federal. La introducción de un mercado legal y regulado de apuestas deportivas en un país conocido por su cultura deportiva se ha discutido y podría resultar lucrativo para los operadores y afiliados al atraer a los consumidores a apostar por sitios seguros y verificados.

URUGUAY

Como la segunda nación más pequeña de América del Sur, más de la mitad de la población de Uruguay reside en la ciudad capital de Montevideo.

El país ha sido considerado durante mucho tiempo como un modelo del potencial del continente, liderando regularmente a toda América Latina en métricas como la participación democrática, la libertad de prensa, el crecimiento de la clase media, la prosperidad general y la escasez de corrupción gubernamental.

Como tal, no es sorprendente saber que Uruguay es el hogar de algunas de las leyes de juego más eficaces del mundo.

Las compañías que se asocian con funcionarios uruguayos bajo el sistema mixto solo necesitan suministrar equipos, amueblar el casino y supervisar la logística, como seguridad y promoción.

Según las estadísticas publicadas por la Junta Uruguaya de Control de Casinos, los ingresos brutos de juegos en el país subieron a USD $ 212,7 millones en 2015, lo que representa un aumento del siete por ciento con respecto al año anterior. En ese mismo lapso, los salones de tragamonedas generaron un ingreso neto de USD $ 36,5 millones, o 9,5 por ciento más que en 2014.

IGaming está en la hoguera proverbial para los funcionarios del gobierno, y lo ha sido desde 2008, pero como muchos estados americanos están descubriendo, la creación de un marco regulatorio para los casinos y salas de póker basados en Internet es bastante difícil. Hasta la fecha, los juegos de azar en línea en el país se consideran un “área gris”, sin leyes que prohíban o permitan inequívocamente la actividad para jugadores u operadores.

En resumen, con una población combinada de más de 500 millones de personas, no sorprende que la industria latinoamericana de juegos en línea esté generando un gran interés. La diversidad juega un papel central, con las preferencias de los deportes de los jugadores y los intereses de las apuestas que varían de un país a otro.

Esto, junto con un escenario regulatorio en constante evolución, implica un conocimiento profundo de todos los requisitos previos necesarios para que los operadores operen en la región.

Sin embargo, no hay dudas del potencial que la región mantiene en receso para los operadores, especialmente en términos de apuestas deportivas. Con la perspectiva de que más países introduzcan marcos normativos sólidos, no hay duda de que el futuro de la industria de los juegos de azar en línea de América Latina es muy intrigante para todos.

Para un conocimiento más profundo, descargue nuestro último informe de industria: https://www.btobet.com/en/latam-a-sportsbook-opportunity-characterized-by-diversity-industry-report