Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

¿El juego online alcanzará cifras de 9 dígitos en los próximos años?

¿El juego online alcanzará cifras de 9 dígitos en los próximos años?

El mercado español es uno de los más importantes de Europa. Con 700 euros al año y por habitante gastos en juegos en línea, los españoles se muestran más interesados en este mercado que sus vecinos europeos. Esto obligó al gobierno a introducir una legislación específica en enero de 2012, la cual, una vez implementada, permitió que el número de apostadores disparara (de 200 mil a un millón).

Se podría decir que gracias, en parte, a la tecnología (el ascenso de las nuevas herramientas tecnológicas), la industria del juego en España se ha vuelto una ventana abierta a nuevas oportunidades de negocio, moviendo sumas de dinero que en algunos casos llegan a superar la riqueza generada por los sectores más tradicionales de cualquier economía nacional, como lo es el agrícola, por ejemplo.

Los nuevos formatos de juego y la llegada de una nueva generación que prefiere el juego virtual u online más que el que requiere presencia física, ha disparado las cifras. Este sector mueve más de mil millones de euros al mes si tenemos en cuenta las estimaciones sobre apuestas deportivas, juegos de máquinas tragaperras, bingo, blackjack, póker, entre otros entretenimientos de azar.

Según los datos revelados anualmente por la Fundación Codere, el gasto total de los jugadores españoles ascendió en el año 2015 llegó a los 35.000 millones de euros (lo que además se traduce en el 3.5% del PBI y el empleo directo de más de ochenta mil personas). Durante el año 2017 los ingresos brutos anuales ascendieron a 687 millones de dólares y en total aumentaron un casi 32% en relación al año 2016. Tal como se nombró anteriormente las apuestas deportivas son una de las actividades más populares entre los españoles, seguidas de la ruleta y las tragaperras.

Según la Dirección General de Ordenación del Juego la media por jugador se sitúa en los 243 euros, aunque aumenta con la edad (entre los 46 y 55 años se detecta el máximo de apuestas) y se diferencia con el sexo del apostador (siendo las mujeres un poco más conservadoras con el dinero).

Actualmente existe un estimativo propuesto por los expertos que calcula ingresos totales para el año 2023 que superarían los mil millones de dólares. Y las perspectivas solo mejoran, ya que España tiene previsto reducir del 25% al 20% la tributación de la mayoría de actividades de juego online (decisión que fue anunciada a principios del 2018 y que claramente atrae a más operadores y, por ende, jugadores).

Remontarse al inicio…

Quizás una de las explicaciones para este boom en materia de juego online se pueda situar en el año 2012 con la regulación de la actividad de los casinos virtuales. En ese momento la percepción del juego mudó completamente, la protección legal colaboró para que muchas personas incursionaran en estas propuestas al sentirlas más transparentes y con garantías de seguridad.

El juego en internet propuso además una comodidad extra para los españoles y aunque muchos no han visitado nunca un casino real, disfrutar de tranquilidad del hogar ha pesado más. Por otra parte, los que extrañan la interacción social dentro de un casino han solventado esta carencia asistiendo retransmisiones en vivo o juegos de ruleta en vivo desde los casinos más importantes del mundo.

El marketing también ha hecho de las suyas en este rubro asociando a los juegos de entretenimiento y azar, como es el caso del póker, con estrellas de primera fila y con importante exposición tanto del deporte como de la televisión (Rafael Nadal, Cristiano Ronaldo, Neymar Jr., Gerard Pique). Estas figuras han prestado su imagen y se han convertido en embajadores de este deporte, que ya cosecha apasionados fanáticos a lo largo y ancho del planeta.

Pero, aunque lo anterior parece completamente correcto a la hora de buscar un poco la raíz de este auge, la principal explicación está en el bolsillo de cada español. El acceso a internet desde los teléfonos móviles explica la evolución positiva de esta industria. Estos dispositivos ya no se usan simplemente para comunicarse, tienen cientos de fines paralelos, y uno de ellos es, definitivamente, el entretenimiento con una partida de póker o jugando a las máquinas tragaperras (sobre todo si tenemos en cuenta que ocho de cada diez españoles posee un teléfono inteligente en su bolsillo).

La industria en España se regenera y sobre todo se adapta a las nuevas generaciones y a sus costumbres cotidianas. La tecnología móvil avanza a pasos agigantados y hoy en día la mayor parte de las actividades de una persona están relacionadas o se gestionan a través de un teléfono. Los casinos han sabido renovar su oferta llevando la propuesta al formato en línea, atrayendo así cada vez a más jóvenes.

En una entrevista realizada por Forbes a Eduardo Antoja vicepresidente ejecutivo de COFAR(Confederación Española de Empresarios del Juego) este indicaba que “se van a incorporar cada vez más a la oferta de juegos optimizados para móviles como el Candy Crush; las empresas han empezado a recopilar y analizar los datos sobre el uso y el funcionamiento de las máquinas; incluso en el sector presencial se están estudiando los micropagos y, además, los datos masivos ya se utilizan para comprender mejor al cliente”.

Análisis y proyecciones de mercado

Durante el 2017 el mundo de las apuestas movió una suma que ronda los 13.300 millones de euros en España, dentro de un área de negocio que dominan compañías como Bwin, 888 y Wlliam Hill. Mientras para algunos la crisis ha afectado, en parte, el espiral ascendente de los juegos de azar en línea, para otros la crisis tienta a los españoles a probar con la suerte.

Adaptarse a los tiempos que corren es la premisa de casi todas las compañías españolas, las nuevas demandas de los jóvenes ponen sobre la mesa una serie de objetivos a corto plazo que las firmas deben ser capaces de proyectar. La innovación y el consumo online llevan la delantera. Los nuevos clientes buscan servicios adaptados a sus necesidades, con propuestas creativas y diferenciadoras que además puedan disfrutarse desde la comodidad de su smartphone.

En gran parte, las empresas han optado por reforzar sus áreas de marketing y tratamiento de datos con el objetivo de analizar con mayor velocidad la interacción de los usuarios y dar respuestas más competitivas ante un mercado que exige cada vez más. Los casinos en línea no cuentan con la presencia física que usualmente se considera vital para visibilizar una marca, es por ello que la inversión en publicidad se ha vuelto un eje crucial.