Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El juego online prefiere Malta a Ceuta

El juego online prefiere Malta a Ceuta

El plan del anterior Gobierno de crear una fiscalidad especial para las ciudades autónomas y arrebatar empresas de Gibraltar no surte aún efecto.

Los operadores de licencias de juego online en España deben estar radicados en la UE. Por eso, muchos de ellos decidieron establecerse en Gibraltar, donde pagan bajos impuestos. Sin embargo, la salida de Reino Unido del club comunitario (Brexit) les obligará a dejar el Peñón y buscar otro enclave en la UE. Para captar estas empresas, el Gobierno anterior convirtió a Ceuta y Melilla en zonas de baja tributación para el juego mediante un cambio normativo incorporado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018. El actual Ejecutivo ha respetado la creación de este paraíso fiscal e incluso el acuerdo de Presupuestos de 2019 entre el PSOE y Podemos no pone ninguna pega al mismo, pese a incluir un capítulo sobre el establecimiento de límites publicitarios al juego y la lucha contra la ludopatía. El problema es que las empresas gibraltareñas del sector ya están haciendo las maletas, pero no para irse a las ciudades autónomas, sino a Malta.

Fuentes cercanas a los operadores señalan que, por el momento, el reclamo fiscal de Ceuta y Melilla no está teniendo éxito porque Malta no solo está ofreciendo bajos impuestos, sino también un entorno de desarrolladores de software y clima empresarial.

El juego online pagaba hasta ahora el 25% del margen operativo, esto es, de la diferencia entre los ingresos y los premios repartidos. Los PGE de 2018 rebajaron este gravamen al 20%, pero incluyeron además una bonificación del 50% para Ceuta y Melilla, donde el impuesto al juego es ahora del 10%. La medida tiene como objetivo pescar operadores de Gibraltar.

En España, hay 54 operadores con licencias de juego online. Las concede el Estado, a diferencia del juego presencial, gestionado por las comunidades autónomas. Desde 2011, se han abierto tres convocatorias para conceder licencias, las dos primeras de un mes de duración. La tercera dura un año y se cerrará en diciembre.

Factores

Entre los operadores online hay empresas españolas como Cirsa o Codere, pero el negocio lo dominan extranjeros, entre ellos 888, Bwin, Betway, Betfair, Willian Hill o Pokerstars. Lo hacen en la mayor parte de los casos desde Gibraltar. La abogada de DLA Piper especializada en juego online en España Paula González de Castejón precisa que aún es pronto para concluir que las rebajas fiscales de Ceuta y Melilla hayan fracasado. “Es una medida muy interesante y que ha suscitado mucho interés en el sector, pero tendrán que valorarse otras cuestiones como los costes de traslado de personal cualificado y directivo”, indica.

Frente a estas ciudades, Malta es el rival a batir por “tradición empresarial”. Allí “es fácil encontrar personal y asesores cualificados”, señala. Por descontado, el régimen fiscal maltés “resulta muy atractivo” para los operadores online, añade.

Por el momento, la aprobación de los PGE de 2018 no ha provocado ningún efecto llamada hacia Ceuta y Melilla en el sector del juego online. Según Axesor, se han constituido 36 empresas en estas dos ciudades entre julio y septiembre, solo una de ellas dentro de la categoría de actividades de juegos de azar y apuestas. Ninguna empresa al menos radicada en España ha comunicado su cambio de domicilio social en favor de estos enclaves. Otras fuente aseguran que Binserpa Inversiones es el nombre de la única nueva empresa de juego en Ceuta y Melilla en este periodo.

El juego está creciendo con velocidad en España, ya sea de forma online y presencial. Dos asociaciones contra la adicción, Fejar y Acencas, ya han alertado del incremento de la ludopatía, especialmente entre jóvenes. Los últimos datos de la asociación de empresarios de salones Anesar muestran un incremento del 10% en 2017 en estos establecimientos, hasta 3.132, que se suma a tasas de doble dígito en años anteriores.

Según la Dirección General de Ordenación del Juego, en 2017 la actividad online movió 13.673 millones, un 22% más. Las cantidades jugadas reales sumaron 666 millones, un 30% más.