Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

La ‘arriesgada’ apuesta del Luton

La ‘arriesgada’ apuesta del Luton

El fútbol y las apuestas van de la mano en el Reino Unido desde hace años. Las casas se anuncian en los estadios, en las televisiones, en los periódicos, en Internet… y en las camisetas de los clubes. Una corriente que inunda el ‘football’ y a la que no ha querido sumarse el Luton Town de League One (Tercera).

“No queremos promover el juego excesivo a través de nuestro equipo y jugadores. A lo largo de los años, hemos recibido ofertas, por lo menos, de una casa de apuestas por curso. Probablemente, hemos dejado pasar medio millón de libras (563.000 euros) al rechazar este tipo de sponsors. No creo que la directiva me despida por ello. Tenemos los mismos principios”, confesó a la BBC Gary Sweet, presidente del Luton. Una decisión que es una excepción en el fútbol de Inglaterra.

El 60% de los equipos de las dos primeras divisiones lucen en sus camisetas publicidad de casas de apuestas. Nueve de 20 conjuntos en la Premier y 17 de 24 en Championship (Segunda). Además, la Football League, la organización que controla las tres categorías profesionales inglesas por debajo de la Premier, tiene el apellido Sky Bet.

El boom de las apuestas, sobre todo online, inquieta en las Islas. Según los datos de la Comisión de Apuestas británica, 430.000 adultos tienen problemas con el juego y dos millones están en riesgo. Además, 450.000 niños entre 11 y 16 años apuestan regularmente. Y la tendencia va en aumento.

Preocupa el juego en las Islas

“El Reino Unido tiene la regulación más liberal de Europa en este campo y viene una generación que piensa que debe apostar para disfrutar del fútbol”, señaló Jim Orford, del observatorio Gambling Watch.

La Remote Gambling Association (RGA), ente que abarca a varias casas de apuestas, discutió sobre posibles restricciones de la publicidad de sus marcas durante la emisión de los partidos. La preocupación llega hasta el césped. La FA abrió expediente a Sturridge (Liverpool) por, presuntamente, romper las reglas sobre apuestas. Hay demasiado en juego.