Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El nuevo impuesto entra en vigor en Rumania

El nuevo impuesto entra en vigor en Rumania

Rumania ha confirmado un nuevo impuesto del 2% sobre el volumen de negocio de los operadores de juegos de azar online para financiar el programa de bienestar social

Las compañías de juego online con licencia de Rumania despertaron el Día de Año Nuevo con una nueva realidad impositiva ya que el gobierno del país del sureste de Europa introdujo a finales del año pasado un impuesto adicional sobre la práctica buscando ingresos para un costoso programa de bienestar social.

La Ordenanza de Emergencia del Gobierno 114/2018 se publicó en el Boletín Oficial de la nación el 29 de diciembre de 2018 para oficializar un impuesto mensual del 2% sobre el volumen de negocio del juego. El nuevo impuesto se suma a la tarifa de licencia anual y al impuesto ordinario que cada operador con licencia local está obligado a pagar. Hasta principios de 2019, las empresas de juego que habían obtenido licencias del regulador rumano, Oficiul National Pentru Jocuri de Noroc (ONJN), estaban gravadas con un impuesto del 16% sobre los ingresos de los clientes locales.

El nuevo régimen fiscal entró en vigor el 1 de enero. El impuesto a la facturación del 2% se pagará el 25 del mes siguiente, lo que significa que los operadores deberán realizar su primer pago antes del 25 de febrero de 2019.

Rumania volvió a regular su mercado del juego online en 2015, y ONJN ha emitido más de 20 licencias para la prestación de servicios de juegos de azar online en el territorio del país desde entonces. El inicio del nuevo régimen regulatorio estuvo marcado por la demanda del gobierno rumano de que las compañías que buscan autorización para ingresar al mercado local paguen un impuesto retroactivo del 20% sobre los ingresos de sus clientes rumanos desde 2009. Estos impuestos consiguieron que Rumania recaudara casi €270 millones en impuestos de juego en 2015.

Planes iniciales

La última versión de GEO 114/2018 adoptó un enfoque más liberal con respecto a las compañías de juego que prestan servicios a los jugadores rumanos y cómo se les impondría un impuesto en 2019. La primera noticia de que el gobierno del país se estaba preparando para implementar un nuevo impuesto surgió a mediados de diciembre.

En aquel entonces, los legisladores rumanos estaban discutiendo la introducción de un impuesto del 5% sobre el volumen de negocio para los operadores de juegos de azar online y del impuesto del 3% sobre el volumen de negocio para las empresas físicas. El borrador original de la ordenanza también contenía disposiciones según las cuales el nuevo impuesto sobre el volumen de negocio se habría aplicado retroactivamente a 2018.

La posibilidad de tener que pagar un impuesto retroactivo sobre el volumen de negocio provocó una protesta masiva por parte de la industria del juego. La poderosa reacción negativa hizo que el gobierno rumano convirtiera el impuesto propuesto de anual a mensual que no se aplicaría retroactivamente.

Además del impuesto, GEO 114/2018 también introdujo un requisito para que los operadores con licencia contribuyan con una tarifa anual fija de €5,000 para operaciones de juego online y de €1,000 para operaciones físicas. El dinero se utilizará para iniciativas destinadas a promover el juego responsable y ayudar a las personas que sufren de adicción al juego.

Fuente: CasinoNewsDaily