Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Dinamarca refuerza controles para tutelar a jugadores online

Dinamarca refuerza controles para tutelar a jugadores online

El gobierno de Dinamarca, con el objetivo de proteger a los consumidores, pretende reforzar los controles sobre el juego online con directivas de responsabilidad social impuestas a los licenciatarios que operan en el país.

La propuesta ejecutiva impone una serie de nuevos requisitos a los operadores, como los límites de depósito obligatorios, y el requisito de que los recursos de ayuda al juego problemático se muestren de manera destacada.

Lo más notabledel proyecto es que introduce una serie de controles en torno a las promociones de ventas, lo que limita los modos en que los operadores pueden comercializar las ofertas para los jugadores y las restricciones en las sumas que se pueden ofrecer.

Estas restricciones en las promociones requieren que se establezcan claramente todas las condiciones, y los operadores deben otorgar inmediatamente a los jugadores cualquier oferta de dinero cuando se cumplan estas condiciones.

Los jugadores no popdrán depositar más de mil coronas (€ 134), y no se podrá ofrecer una suma superior a esa cantidad a través de promociones.
Los jugadores deben recibir al menos 60 días para cumplir con los términos de una promoción, y ninguna oferta se puede adaptar a un solo jugador; al menos 100 jugadores deben ser seleccionados con la misma oferta.

Los controles de responsabilidad social obligan a los operadores a mostrar enlaces a la línea de ayuda a la ludopatía del país y al sistema de auto-exclusión ROFUS en su sitio web en todo momento. También deben colocar un enlace al regulador del país, Spillemyndigheden, en la esquina superior izquierda o derecha de cada página web.

Los licenciatarios también deben informar a todos los jugadores establecidos los límites de depósito semanales, diarios o mensuales antes de que se les permita comenzar a jugar. También se requerirá que los operadores se familiaricen con los hábitos de juego de cada jugador, para asegurarse de que puedan identificar rápidamente cualquier problema potencial tan pronto como surja.

Toda la información sobre el comportamiento del jugador, así como una evaluación de riesgos, debe mantenerse en el archivo durante al menos cinco años. A los licenciatarios también se les exigirá por ley que desarrollen reglas y procesos internos para el juego responsable, además de capacitar al personal para garantizar que todos los empleados estén familiarizados con estos procesos.

Las reglas para la autoexclusión también se ajustaron, para determinar los períodos durante los cuales los jugadores pueden bloquear el acceso al juego. Aquellos que se autoexcluyen deben agregarse a una base de datos centralizada, que estará disponible para todos los licenciatarios, y tienen la opción de ser eliminados de esta lista a partir de siete días, y hasta 30 días, después de solicitar que se agreguen.

Los operadores deben verificar el registro de autoexclusión antes de permitir que cualquier jugador se registre en sus servicios. Antes de que un jugador reciba materiales de marketing de un operador, el titular de la licencia debe verificar el registro de autoexclusión.

La propuesta con la nueva normativa se está estudiando y se aceptan alegaciones hasta el 4 de febrero.