Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Dos millones en apuestas por hora

Dos millones en apuestas por hora

Más de 47 millones al día, casi dos por hora, más de 17.000 al año: el volumen que mueve el mercado de las apuestas y los juegos de azar online se ha disparado a un ritmo vertiginoso hasta el punto de haberse duplicado en solo tres años al pasar de los 8.560 millones de euros de 2015 a los 17.347 en los que la Dirección General del Juego del Ministerio de Hacienda cifra las jugadas registradas el año pasado.

Esos 17.347 millones de euros que se mueven al año en apuestas no andan lejos de los 18.727 que, según la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE (Instituto Nacional de Estadística), los hogares españoles se gastan en electricidad y gas para calentar sus casas.PUBLICIDAD

De mantenerse la progresión, el volumen de negocio de las plataformas de juego online, cuya actividad lleva tiempo levantando protestas por sus efectos en la extensión de la ludopatía, especialmente entre los jóvenes, pronto superará al que genera la distribución doméstica de electricidad, ya que el crecimiento supera cada año al del anterior.

No obstante, no todo ese dinero son ganancias para las plataformas de juego online. El mismo informe sitúa el GGR, que vendría a ser el margen bruto del negocio (recaudación real menos premios), en 699 millones de euros, lo que supone un 4% del total del dinero que se mueve en los envites.

El grueso de esa cifra, 365 millones, se lo llevan las casas de apuestas, las más rentables a mucha distancia de los casinos (237) y del póquer (81,8).

La diferencia entre las cantidades apostadas y los ingresos de las empresa se debe a que, aunque la bolsa de los jugadores sube y baja a lo largo de las partidas de la mayoría de los juegos, el cálculo se realiza sobre el resultado de pérdidas y ganancias finales. Es, en cualquier caso, más del doble de los 316,8 millones en los que Hacienda cifraba ese GGR en 2015 y más del triple de los 229 de 2013.

Más de 3.800 apuestas por hora

España ha sido, tradicionalmente, uno de los países occidentales cuya población ha mostrado mayor querencia por los juegos de azar y las apuestas, y esa tendencia sigue manteniéndose con la irrupción de las modalidades virtuales.

Según los datos de Hacienda, un total de 1.465.129 jugadores mantenían activas al cierre del año pasado 3.067.774 cuentas para operar en plataformas, lo que supone que apuesta dinero a través de internet el 3,1% de la población (47 millones de habitantes, según el INE). Ese volumen se ha duplicado en cinco años desde los 637.400 de 2013.Las inversiones en publicidad y márketing de las empresas no son ajenas a ese elevado grado de penetración en el mercado

Según los datos de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), el número de apuestas lleva camino de triplicarse tras haber pasado de las 34.356 por jornada de 2014 a las 91.452 registradas en los nueve primeros meses de 2018. Ese ritmo implica una aceleración de 1.431 por hora de hace cinco años, que equivalen a casi 24 por minuto, a las 3.810 (63,5) del pasado otoño.

Las inversiones en publicidad y márketing de las empresas, que incluyen episodios como el polémico anuncio de Carlos Sobera que 888 ha tenido que retirar, no son ajenas a ese elevado grado de penetración en el mercado: el año pasado destinaron a la promoción 328 millones de euros, más del doble que hace tres años (134).

Algo más de la mitad de ese dinero fue utilizado en producir y difundir anuncios, mientras otros 116 millones se destinaban a “bonos liberados”, es decir, a apuestas gratuitas cuyo objetivo es captar clientes.

Un crecimiento desmesurado

Las cifras que maneja el Ministerio de Hacienda difieren de las que ofrece la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), que atribuye a las empresas de apuestas y juegos de azar online mayores ingresos brutos, aunque en este caso sin descontar previamente las cantidades devueltas vía premios.

Los últimos datos sobre comercio electrónico de la CNMC sitúan el volumen de negocio (facturación bruta) de este sector en 1.173 millones de euros en los nueve primeros meses de 2018, una cifra que supera con claridad el GGR de 699 que Hacienda asigna al sector para todo el año.Los ingresos brutos de las casas de apuestas ya alcanzan los 4,29 millones al día

Los registros, en cualquier caso, crecen también a un ritmo desmesurado con los criterios de la CNMC, que indican que los ingresos brutos de las casas de apuestas ya alcanzan los 4,29 millones al día, con una media de 179.143 euros por hora.

Esos 1.173 millones en nueve meses prácticamente triplican el volumen de dinero que facturaba este sector en España hace solo tres años (558,6 millones en todo 2015) y no andan muy lejos de cuadruplicar el que se daba un año antes, cuando se quedó en 468 antes de iniciar una progresión nada frecuente en el mundo de los negocios.

Una balanza comercial negativa

Esa desproporcionada afición de los internautas españoles por los juegos de azar virtuales provoca un claro déficit comercial en ese sector, ya que entre dos terceras y tres cuartas partes de ese volumen lo apuestan en plataformas cuyos servidores están alojados en otros países.

Según los datos de la CNMC, los internautas apostaron el año pasado en casas de apuestas y plataformas radicadas en otros países una media de casi tres millones de euros diarios (817,66 millones entre enero y septiembre) mientras el dinero que recorría el camino contrario (68,74) no alcanzaba ni la décima parte de ese volumen. El mercado local, el de las apuestas con origen y destino en el país, se sitúan en el entorno del 24%.

Esos flujos generaron en los nueve primeros meses del año pasado un saldo comercial negativo de 748 millones de euros que, sumado a los 1.990.46 de los cuatro ejercicios anteriores y vista la progresión del sector, andará cerca de saltar la barrera de los 3.000 en un lustro cuando se conozcan los datos del cierre de 2018.

Los juegos de azar ya acaparan un 3,9% de la cuota de mercado del comercio electrónico en España, donde ocupan el quinto lugar del escalafón; lejos del turismo pero cerca de la compra de ropa y calzado (4,7%) y por encima de lo que mueven, por ejemplo, la venta de billetes de transporte terrestre (3,5%) y los espectáculos recreativos, culturales y deportivos, que se quedan en el 2,9%.