Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

¿Se acaban los micropagos en Estados Unidos?

¿Se acaban los micropagos en Estados Unidos?

El senador estadounidense Josh Hawley ha anunciado un proyecto de ley que prohibiría las cajas de botín —más comúnmente conocidas por su nombre en inglés, loot boxes— y las microtransacciones que aportan mayores posibilidades de ganar en los títulos en los que jueguen menores.

En esta categoría entrarían tanto los videojuegos diseñados directamente para que los jueguen menores como aquellos en los que los desarrolladores conscientemente permitan a los menores de edad participar en estas microtransacciones.

El proyecto de ley, al que bautizará como The Protecting Children from Abusive Games Act (la Ley para proteger a los niños de los juegos abusivos), será presentado en el Senado de los Estados Unidos. 

Hawley citó como ejemplo a Candy Crush, aunque también se aplicaría a cualquier juego online que tuviese cajas de botín o cualquier vía para que los jugadores puedan obtener beneficios gastando dinero real.

«Cuando un juego se diseña para niños, los desarrolladores no deberían tener permitido monetizar la adicción«, ha asegurado Hawley en un comunicado de prensa. «Y cuando los niños juegan a títulos desarrollados para adultos, debería haber mecanismos para alejarlos de las microtransacciones compulsivas. Los desarrolladores que conscientemente se aprovechan de los niños deberían enfrentarse a consecuencias legales«, afirma.

The Entertainment Software Entertainment, un lobby de la industria de los videojuegos, ha enviado a Kotaku un comunicado en el que destacan que muchos países —los citados han sido Irlanda, Alemania, Suecia, Dinamarca, Australia, Nueva Zelanda y el Reino Unido— han determinado que las cajas de botín no pueden incluirse dentro de la categoría de juegos de azar o apuestas.

«Estamos ansiosos por compartir con el senador las herramientas y la información que la industria ya utiliza para mantener el control del gasto dentro de los juegos en las manos de los padres. Los padres ya tienen la capacidad de limitar o prohibir las compras en los juegos con controles parentales fáciles de utilizar», asegura el grupo.

El asunto de las cajas de botín ha sido ya abordado por múltiples países. Uno de los más destacados en ese sentido ha sido Bélgica, que directamente las prohibió el pasado verano. En Estados Unidos, de hecho, la Comisión Federal de Comercio ya se comprometió a vigilar de cerca este modelo de negocio.