Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Presidente Filipino Pide «Más Juego Online Y Casinos»

Presidente Filipino Pide «Más Juego Online Y Casinos»

A principios de esta semana, Duterte, en su cuarto discurso de Estado de la Nación, señaló las contribuciones financieras récord al presupuesto anual del gobierno por parte de la Corporación Filipina de Juegos (Philippine Amusement & Gaming Corporation-PAGCOR). Duterte le dijo a la presidenta de PAGCOR, Andrea Domingo, que «empuje [o «promueva»] más juegos de azar».

Dado que las actitudes anteriores de Dutert respecto al juego fueron un tanto menos entusiastas, sus comentarios recientes causaron confusión. El jueves, el portavoz de la Presidencia, Salvador Panelo, aclaró a los periodistas que Duterte «quiere más juegos de azar online y casinos legales para aumentar [ingresos del gobierno]».

Nuevamente, esto es algo así como un cambio de cara del presidente filipino, dado que previamente criticó los juegos de azar en línea e impuso una moratoria a PAGCOR en la emisión de nuevas licencias de casino físicos. Cuando se le preguntó si Duterte ahora estaba considerando levantar esa moratoria, Panelo dijo que «esa sería la consecuencia lógica» de los comentarios del discurso del presidente.

Domingo, de PAGCOR, estaba un poco menos segura y comentó al medio Business World que ella no aceptó los comentarios de Duterte como señal de un final de la moratoria, pero dijo que «intentaré verificarlo con él en la primera oportunidad que tenga».

Mientras tanto, el impulso del gobierno para obligar a todo el personal extranjero de los operadores de juego offshore filipinos (POGO) con licencia de PAGCOR a pagar impuestos de retención sobre sus salarios, está abrumando a la Oficina de Ingresos Internos (BIR).

En abril, el BIR anunció que requeriría que todo el personal de POGO obtuviera un Número de Identificación Tributaria (TIN) si deseaba seguir trabajando en Filipinas. El gobierno cree que puede recaudar unos U$S 39 millones adicionales por mes si los 130.000 ciudadanos chinos no registrados que trabajan para los POGO comienzan a contribuir al BIR.