Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El juego online allana el camino hacia una Ceuta tecnológica

El juego online allana el camino hacia una Ceuta tecnológica

Desde que a principios de año se aprobase un tipo reducido del 0’5% del IPSI para la industria del juego, se ha empezado a escuchar con frecuencia hablar sobre Ceuta como una ciudad tecnológica. En esos términos se expresaba Ileana Mora, representante de uno de los operadores de juego online que se han apresurado a establecer su sede en Ceuta tras la reforma fiscal. Mora hablaba de la oportunidad que supone la llegada del sector a la Ciudad Autónoma para convertirla en un centro de desarrollo tecnológico. Esa transformación se presume como inminente, sin embargo, esa idea de Ceuta como ciudad tecnológica se sigue expresando en futuro.

En principio, el objetivo de la campaña emprendida para atraer a empresas del sector del juego no es arrebatárselas a Gibraltar, sino que Ceuta sea una alternativa real ante las posibles consecuencias que pueda tener el Brexit. Pero si la Ciudad Autónoma quiere ser realmente un destino atractivo, es necesario algo más que una reforma fiscal. La apuesta por convertir a Ceuta en una ciudad tecnológica debe hacerse efectiva.

Pensar única y exclusivamente en la industria del juego sería una oportunidad perdida. Las ventajas fiscales que se proponen no son exclusivas para este sector, sino que se dirigen a toda la denominada “economía digital”.

Ceuta puede convertirse en un destino atractivo para empresas de marketing digital, desarrollo web, programación, diseño, plataformas de comercio online, centros de atención al cliente, publicidad, creación de apps, lanzaderas de startups, etc. La economía de internet es, dicen, la economía del futuro, si es que no lo es ya del presente. Para que esa economía de futuro pueda desarrollarse hay que asentar bien las bases. Eso pasa por crear una red empresarial, contar con la infraestructura adecuada, invertir ampliamente en formación y dar visibilidad a todo ese trabajo.

De las empresas que se han trasladado o han iniciado sus negocios en Ceuta aprovechando las ventajas fiscales aprobadas, no todas están directamente relacionadas con el juego. Se dedican también al marketing, el desarrollo de software o a la gestión. Son compañías que, en cierto modo, surgen de la onda expansiva de las empresas dedicadas al juego online, pero que a su vez pueden propiciar otro tipo de negocios. Así se va tejiendo esa red empresarial necesaria para que el crecimiento económico de la zona sea una realidad.

Esas empresas del mundo de las nuevas tecnologías tienen necesidades distintas a las de las industrias tradicionales. Mientras que las cuestiones de logística o distribución de productos no son relevantes, al trabajar en un entorno global y virtual, sí que resulta fundamental el tema de la conectividad.

La mejora de las conexiones de internet, y de las comunicaciones en general, es un valor del que se puede beneficiar toda la ciudadanía. La digitalización tiene ventajas para todos los estamentos sociales, desde la burocracia de la abogacía hasta el ciudadano de a pie.

En este sentido, Ceuta estará más cerca de convertirse en ciudad tecnológica con el sistema ‘Dos Continentes’, que pretende desarrollar la empresa GTD Cableado de Redes Inteligentes. La idea es convertir la Ciudad Autónoma en una especie de puente en las comunicaciones entre África y Europa. El proyecto consiste en varios itinerarios de cableado submarino de fibra óptica, siendo dos de ellos los que conectarían Ceuta con Cádiz, Benítez con Tarifa y La Ribera con La Línea.

Generar un entorno propicio desde el que puedan desarrollarse las empresas dedicadas a la economía digital, pasa también por contar con mano de obra especializada. La formación juega un papel clave. El nuevo escenario económico que han creado las nuevas tecnologías demanda programadores, ingenieros informáticos, desarrolladores web, diseñadores digitales, gestores de proyectos, etc.

En el ámbito de la formación se empiezan a tener en cuenta estos perfiles, para los que no hay profesionales suficientemente preparados. Para la formación profesional se acaba de aprobar un nuevo ciclo de Desarrollo de Aplicaciones Web, y se espera que también los cursos para desempleados se adapten a estas demandas del mercado laboral.

El mercado demanda perfiles tecnológicos porque la sociedad demanda tecnología, especialmente las nuevas generaciones. La economía digital es una realidad que va en ascenso. Ejemplo de ello ha sido la reciente Ceuta Tech Experience. En la segunda edición de esta feria dedicada a los videojuegos, realidad virtual y nuevas tecnologías en general, más de 1.000 personas pasaron por el Pabellón Antonio Campoamor.

Una de las actividades que se desarrollaron en el Ceuta Tech Experience fueron las competiciones de videojuegos, los llamados eSports. Este tipo de torneos mueven ya en el mundo más de 900 millones de dólares, y se espera que superen los 1.650 millones para 2021. Eso solo en cuanto a eSports, la industria de los videojuegos es mucho más amplia. España está en el Top 10 de países donde más se factura, más de 1.900 millones; es el cuarto país de la Unión Europea por detrás de Alemania, Reino Unido y Francia, y el noveno del mundo.

El próximo evento ceutí dedicado a los videojuegos y los eSports será la L@N Party Ceuta 2K19, que se celebrará del 22 al 25 de agosto y que en esta edición ha vendido un 20% más de entradas que el año pasado. Una muestra más del enorme interés que existe por las nuevas tecnologías y la industria del ocio.

Así pues, acercarse a la economía digital parece una apuesta segura, y se están dando los primeros pasos en esa dirección. Habrá que ver si se dan con la suficiente celeridad para una industria que se mueve muy rápido y que está en constante evolución. Si Ceuta quiere convertirse en una ciudad tecnológica, tiene que darse prisa.