Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El avance de los eSports revoluciona el ocio digital en México

El avance de los eSports revoluciona el ocio digital en México

El iGaming, es decir, los juegos de azar de siempre en su versión digital, está en plena expansión en México y en el resto del mundo. Y es que internet, el medio natural de esta nueva manera de jugar, ha permitido que desde cualquier punto del mundo podamos jugar en un casino online con online slots, mesas de póquer o ruletas. La tecnología ha llegado a tal punto de madurez, que incluso es posible jugar partidas con crupieres en vivo. Basta con un dispositivo móvil y una conexión a la red mínimamente estable para disfrutar de una experiencia de juego que poco tiene que envidiar a los salones de juego de toda la vida gracias a las aplicaciones disponibles para dispositivos iOS y Android. En definitiva, la experiencia de juego digital ya es equiparable a la tradicional.

El secreto de la creciente demanda del iGaming se debe fundamentalmente a tres factores de éxito claros: la comodidad de poder jugar sin limitaciones desde cualquier lugar a cualquier hora del día, la seguridad tecnológica y normativa que protege a los usuarios de cualquier peligro y el grado de inmersión incomparable que proporcionan las soluciones tecnológicas cuando se aplican a este tipo de juegos.

LOS ESPORTS, EL DEPORTE QUE PUEDE PRACTICARSE SIN NECESIDAD DE SALIR DE CASA

Los eSports son otro de los fenómenos tecnológicos que levantan más pasiones en México. Hasta tal punto ha llegado su popularidad que en nuestro país ya superan al béisbol en rentabilidad. No te preocupes si todavía no has oído hablar de los eSports, ya que son un fenómeno lúdico bastante reciente. Consisten en juegos multijugador que se juegan a través de internet y que normalmente tienen a su alrededor torneos en los que jugadores profesionales y semiprofesionales tratan de coronarse como los máximos campeones.

Los más jóvenes caen rendidos ante esta nueva manera de jugar y quién sabe si en un futuro no muy lejano las grandes competiciones de fútbol cederán su puesto dominante a los nuevos campeonatos de eSports. Y es que a día de hoy algunos torneos ya están repartiendo premios de infarto: el último ganador del Mundial de Fortnite se llevó a casa nada más y nada menos que tres millones de dólares.

En resumen, estamos ante dos sectores que reflejan a la perfección los profundos cambios que ha traído consigo la consolidación definitiva de internet en nuestras vidas. Ahora solo queda por ver si el iGaming y los eSports convivirán pacíficamente con los modelos analógicos de estos sectores o si por el contrario terminarán relegándolos a los libros de historia.