Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El juego online podría quedar en manos del próximo gobernador

El juego online podría quedar en manos del próximo gobernador

La gobernadora María Eugenia Vidal mantiene congelada la adjudicación del juego online tras el fuerte revés en las elecciones primarias, y dejaría a la oposición -de confirmarse una derrota el 27 de octubre- el peso político de avanzar con la medida. Mientras tanto, en el entorno de Axel Kicillof esquivan el tema y sostienen que «no hay definiciones».

De acuerdo a un análisis que publica La Política Online en su edición de ayer, tras incluir la Ley en el Presupuesto 2019 el Gobierno provincial avanzó en mayo con los pliegos de un concurso que permita adjudicar ese negocio a siete grupos conformados por empresas nacionales e internacionales.

Desde la gobernación aseguran que la adjudicación no está desestimada, aunque sí reconocen que no hay celeridad en el proceso. Agregan además que el director de Lotería y Casinos, Matías Lanusse, mantuvo en los últimos días contactos con empresas que participan en el proceso.

Cabe señalar que la iniciativa surgió como parte de un artículo del Presupuesto, y significaba para el Gobierno la legalización de un negocio que hoy funciona de forma irregular. Para María Eugenia Vidal, el objetivo era contar con fondos frescos para obras.

Sin embargo, la elección del 11 de agosto frenó este proceso y, desde ese momento, el tema dejó de ser prioridad, asegura el análisis, pese a la insistencia de Lanusse para avanzar con el procedimiento.

De cara a un eventual segundo mandato, el juego online aparecía como una forma de financiar al menos parte de la obra pública. Vidal había determinado un impuesto del 15% a las empresas que presten esos servicios (Canon + Ingresos Brutos) y según algunas estimaciones, el negocio dejaría unos 5.000 millones (unos 90 millones de dólares al cambio actual) a las alicaídas arcas públicas.

Como contraparte, el juego online impactaba sobre el discurso en contra del mercado de apuestas que apuntaló la Gobernadora en su primer tramo de gobierno, y que incluyó una histórica licitación de las salas de casinos.

La Iglesia -un sector que Vidal siempre prefirió mantener cerca- no ahorró cuestionamientos a este sistema. Ahora, tras la derrota en las PASO, en el Gobierno evalúan los pasos a seguir. La Gobernadora no querría pagar el costo político de una decisión que impactará beneficiosamente sobre la próxima gestión y, aunque desde el Gobierno prefieren no hacer comentarios, el tema estará entre los primeros puntos de una eventual transición.

El tema ya genera incomodidad en Axel Kicillof. Ante una consulta de La Política Online, desde su entorno se limitan a decir que no existe definición sobre el tema. Por la negativa o la positiva, Kicillof deberá decidir sobre el tema si gana la elección de octubre y siempre que Vidal no resuelva el tema antes. Por lo pronto, 15 empresas nacionales y extranjeras esperan definición a los proyectos ya presentados, y ven como se dilata una decisión que en teoría, debería ya tener una definición tomada.