Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Portugal aprueba las apuestas online

Portugal aprueba las apuestas online

El Gobierno de Portugal aprobó hoy una ley que regula las apuestas por internet, tanto las deportivas como las de juegos de azar, con la que espera recaudar unos 25 millones de euros al año.

En un comunicado, el Ejecutivo informó que la explotación de las apuestas deportivas, que incluyen las futbolísticas y las hípicas, están atribuidas en exclusivo a la Santa Casa da Misericordia de Lisboa, un organismo de utilidad pública con fines sociales y de cariz religioso.

En ambos casos, estas concesiones se refieren a casas de apuestas con sede física en territorio portugués, no a las de internet.

Acerca de la explotación de licencias de juego ‘online’, que incluyen las populares apuestas deportivas en partidos de fútbol, serán concedidas a las entidades que cumplen una serie de condiciones económicas y financieras, señaló el Gobierno.

En concreto, las apuestas deportivas tributarán entre un 8 % y un 16 % del total del montante apostado, mientras que las de los juegos de azar estarán tasadas entre un 15 % y un 30 %.

A instancias de la UE, Portugal logra así un marco legal para un sector que no generaba ingresos fiscales -ahora rendirá unos 25 millones de euros anuales- con una ley que solo entrará en vigor con la promulgación del presidente portugués Aníbal Cavaco Silva, que tiene poder de veto.

La legalización de estas actividades ha estado en los últimos años en el epicentro del fútbol portugués, que se llegó a ver privado del patrocinio de empresas de juegos ‘online’ por no existir un marco legal que lo permitiese.

Sin embargo, la interpretación de esta nueva ley -si abrirá camino al reingreso de empresas de apuestas o no- está todavía en fase de estudio por parte de la Liga de Clubes de Portugal.

Según cálculos de este organismo, la legalización de las apuestas por internet podría generar un impacto anual de 30 millones de euros en ingresos para los clubes a través de inversión directa en patrocinios y publicidad.