Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El Juego Online es un peligro!

El Juego Online es un peligro!

Para muchos terapeutas, el juego online en España esta haciendo crecer la población de ludópatas y, debido a que requiere cierto conocimiento tecnológico, hizo bajar drásticamente la edad de las personas con problemas con el juego compulsivo. Para el psiquiatra Jesús Ramos Brieva, quien trabaja desde 1995 en la unidad de juego patológico del hospital Ramón y Cajal de Madrid, que los jugadores vuelvan a caer en su adicción resulta mucho más probable con el juego online porque tienen “el casino en casa”.

El doctor Ramos explicó a El Diario del Juego que la ludopatía en España hoy tiene una prevalencia de cerca del 3 por ciento de la población general. “El problema es que el juego online fomenta esta enfermedad ya que se incrementa la prevalencia en la población cuanto más cerca están del sujeto los puntos de juego. Al juego online te lo ponen en casa”, aseguró.

No obstante, la prevalencia del juego en línea no cambia demasiado el tema de la rehabilitación ya que, como aclaró Ramos, “hay que tener en cuenta que este tipo de juegos se practica con una tarjeta de crédito, entonces basta con que el sujeto que no quiere jugar haga la rehabilitación y anule esa tarjeta de crédito”. Las tasas de rehabilitación son tan bajas que el patólogo prefirió no darlas, estudios sobre la matería la sitúan entre el 7 y 8 por ciento, y dejó en claro que la recaída en los pacientes siempre está presente como algo real.

Según Ramos, en España el problema está afectando a toda la población por igual. Hay gente que empieza a ser ludópatas después de jubilarse y hay otros que manifiestan esta patología muy jóvenes. “Lamentablemente en la actualidad están comenzando cada vez más jóvenes, alrededor de 20 años. Mi consejo es que en países como el suyo, donde todavía no se reguló, deben hacer todo lo posible para que el juego online no sea permitido”, dice. Los habitués de bingos y los casinos presenciales forman parte del universo de pacientes que llegan al hospital Ramón y Cajal, pero a diferencia del juego online, en los salones de juego las personas pueden darse de baja en la entrada y existe un sistema informático que permite a éstos actuar preventivamente y evitar la entrada de ludópatas.

Por ello, Ramos cree que el juego online agravó el problema de la ludopatía en España. Sin embargo reconoció que, al ser tan reciente su implementación legal, los jugadores todavía no han advertido que pueden llegar a tener problemas serios con el juego y son muy pocos los que han pedido ayuda. “Lo que no sabemos es cuántos hay porque de momento no existe una estadística que dé cuenta de eso”, aclaró.

Si bien, el doctor querría que el juego online no existiese, una de las medidas que se podrían tomar es la regulación de la publicidad, pero advierte que es una cuestión muy complicada porque se debe tener en cuenta que el Estado se financia en parte por los impuestos que vienen del juego. “Entiendo que los grandes ingresos les hace resistirse un poquito a regular la publicidad porque está contemplado como ingresos en el presupuesto nacional. No es que el Estado mire para otro lado, pero lo va a regular con la regla pequeña”. Además, aseguró que las autoridades no está haciendo nada para combatir el problema de la ludopatía. “Lo máximo que se ha conseguido aquí en España es que al menos en las máquinas tragaperras haya un cartelito diminuto que diga “Atención que el juego puede producir ludopatía”. Eso es todo, no hemos conseguido nada más”.
Las medidas que él tomaría si tuviese el poder de hacerlo serían, en principio, quitar las máquinas tragaperras de donde están situadas, porque están ubicadas en cualquier bar y las colocaría en lugares específicos dedicados al juego. Luego enlazaría estos lugares con el sistema de informática para que la gente pudiera darse de baja en la entrada. “Yo creo que eso favorecería la reducción de la ludopatía en España. Con el juego online, es difícil, o se prohíbe o no sé qué medida alternativa podría usarse. El juego online es un peligro porque te pone el juego en casa, estás en la cama mirando la tele y estás jugando. Además, volviendo a la publicidad, cuando una figura relevante como Rafa Nadal aconseja una cosa, pues facilita que haya alguien que por curiosidad al menos, se meta y tenga riesgo de engancharse”.

Fuente: ElDiarioDelJuego