Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El veto a la publicidad de las apuestas daría un golpe de 100 millones a los clubes

El veto a la publicidad de las apuestas daría un golpe de 100 millones a los clubes

Las apuestas deportivas se han colado dentro de la negociación entre PSOE y Unidas Podemos para la formación del nuevo Gobierno. El creciente problema social generado alrededor del juego y el deporte amenaza con golpear al fútbol español, que podría perder 100 millones si se termina prohibiendo la publicidad de las casas de apuestas tal y como propone la formación morada, que ya propugnó esta idea con fuerza durante la campaña electoral. Enfrente, la Liga teme un golpe a los clubes y aboga por poner en marcha una regulación estricta que ponga freno a un problema real, pero sin cortar las alas de manera radical a un sector que ahora mismo forma parte importante del ecosistema del fútbol español.

En ocho de las veinte camisetas de la Liga Santander aparecen nombres de casas de apuestas y otros once equipos cuentan con una de ellas como patrocinador. De hecho, solo la Real Sociedad se mantiene libre de este tipo de patrocinios después de que sus socios se negaran a ello en una consulta llevada a cabo expresamente. Aun así, la Liga no tiene dudas de que hay un problema social creciente alrededor del juego y el deporte y lleva meses luchando por implantar una regulación que lo frene y que ayude a combatirlo. «Desde la patronal de los clubes estamos tan preocupados por este asunto que desde hace un año y medio hemos propiciado reuniones con las casas de apuestas y con las editoras de los medios de comunicación para buscar una postura común. Entendemos que se debería hacer una regulación muy restrictiva en el sector, pero no creemos que la solución pase por la prohibición absoluta», explica a ABC Roberto Bermúdez de Castro, director de Relaciones Institucionales de la Liga.

Es la respuesta a una amenaza real de veto que ya estuvo contemplada en el borrador de los presupuestos acordado por PSOE y Unidas Podemos hace algunos meses y que podría tomar forma real en el acuerdo del futuro Gobierno. Según ha podido saber ABC, la prohibición de la publicidad de las casas de apuestas está sobre la mesa de negociación, aunque no es uno de los temas principales de los dos partidos. La idea principal de ambas formaciones es evitar que se blanquee la actividad de estas empresas y para ello sopesan medidas de todo tipo, sin descartar la más agresiva, que sería la de prohibir cualquier publicidad al estilo de lo que ocurre con el tabaco o el alcohol.

Para evitar ese veto total, la Liga propone varias medidas que contribuyan a eliminar el problema social generado por el juego en el deporte. «Proponemos que una parte de los beneficios de las casas de apuestas regresen al deporte español de la misma forma que ocurre con las quinielas. El CSDsería el encargado de repartir ese dinero entre el deporte inclusivo, el femenino y el base. Además, desde la Liga estamos dispuestos a firmar convenios con las comunidades autónomas para ayudar económicamente a las asociaciones de ludopatía y nos ofrecemos a dar charlas en los colegios para explicar a los más jóvenes los peligros del juego», señala Bermúdez de Castro.

La patronal de los clubes coincide con la del juego en varias de las medidas que ya se han aceptado en el nuevo código de autorregulación de las casas de apuestas. En el mismo, aprobado hace apenas un mes y presentado por la Asociación Española de Juego Digital (Jdigital) en colaboración con los principales medios de comunicación, se prohíbe que rostros famosos o menores de 25 años puedan ser la cara visible de las casas de apuestas y se limita la exposición de estos anuncios en horario infantil.

Mazazo para los medios

«Las empresas de juego siempre hemos apoyado el desarrollo normativo y creemos que la ausencia de regulación nos ha perjudicado. Por eso, y ante la falta de acción por la inestabilidad política, en el último año lanzamos esta iniciativa para modificar el código de autorregulación que ya teníamos y dar así respuesta a la creciente preocupación que nos había llegado de algunos sectores de la opinión pública», afirma a ABC Mikel López de Torre, presidente de Jdigital.

Dentro de ese acuerdo de autorregulación se encuentran también los principales medios de comunicación, los otros grandes afectados por el posible veto del futuro gobierno. De hacerse realidad la prohibición de la publicidad de las casas de apuestas, el golpe a las editoras de los medios sería de 180 millones de euros, según datos del último Estudio del Mercado de Juego Online Estatal, publicado por el Ministerio de Hacienda.

La única forma de evitar el perjuicio económico del sector y de frenar el crecimiento de la tasa de ludopatía es, según coinciden desde la Liga y Jdigital, implantar una normativa estricta que redunde, además, en la solución del problema social. «Desde la Liga se está haciendo un esfuerzo muy importante para que se regule este sector aún sabiendo que podemos salir perjudicados económicamente, pero no nos importa, porque hay que frenar este problema existente. Regular sí, pero prohibir, no. Si se prohíbe, los clubes se buscarán la vida, pero si se siguen poniendo trabas –en referencia también al posible aumento de la fiscalidad– , pues habrá problemas. Porque cuantos menos ingresos haya, peor funcionará la industria del fútbol y eso implicará también que haya menos puestos de trabajo», señala Bermúdez de Castro a la espera de que el futuro Gobierno deshoje la margarita y anuncie qué medidas concretas tomará para regular este problema con las casas de apuestas que amenaza con enquistar la convivencia dentro del mundo del deporte.

Fuente: ABC