Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Las apuestas deportivas online pagarán impuesto en Perú

Las apuestas deportivas online pagarán impuesto en Perú

Las apuestas deportivas online en la mira del Gobierno debido a que ya tiene listo el proyecto de ley que será presentado al nuevo parlamento para regular tanto las apuestas deportivas como los juegos online, que actualmente carecen de una regulación específica lo que conlleva a que no paguen impuestos.

“Las apuestas como tal no están gravados con un tributo específico a diferencia de otras actividades como los Juegos de Casino y Tragamonedas. En Perú, muchas de las casas de apuestas (que operan vía online) lo que hacen es que constituyen una empresa que cobra una especie de comisión –que seguramente paga un impuesto por la comisión que cobra– pero que en buena cuenta no paga IR, ISC, IR, IGV, ni otro tributo”, explicó el tributarista Jorge Picón.

El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) busca cambiar este panorama por lo que ya tiene listo el marco normativo que impondrá a las apuestas deportivas un impuesto de 12% sobre las ganancias netas (net win) así como la exigencia de poner garantías de hasta 500 UIT (S/ 2′100,000) para asegurar el pago a los apostadores, del impuesto y de las eventuales multas.

¿Qué plantea el nuevo marco regulatorio? Manuel San Román, director general de Juegos de Casino y Máquina Tragamonedas de Mincetur, explicó que se pretende formalizar una actividad que debe ser necesariamente controlada; que se apliquen políticas de juego responsables similares a los que ya existen para los Juegos de Casino y Tragamonedas; y que se cumpla con pagar los premios, las multas e impuestos.

Así, entre las novedades de la propuesta del Ejecutivo resalta que las empresas (casas de apuestas y juegos online) que no cuenten con la autorización sectorial respectiva (que será emitida por el Mincetur) estarán prohibidas de suscribir contratos de publicidad o patrocinio.

También se establece que las casas de apuestas que operen en el territorio nacional deberán constituirse formalmente en Perú –con un domicilio legal– incluyendo las que ofrecen el servicio vía online.

Para un mejor control, San Román precisó que se ha llegado a un acuerdo con el Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) para bloquear todos los código IP, las URL e incluso las app de las empresas que no estén constituidas y que no tengan permiso para operar.

“La parte más importante es que aquellos proveedores de Internet que suministren el servicio a estas plataformas sin autorización, de alguna manera van a quedar prohibidas (de operar) en el Perú”, advirtió.

La propuesta del Ejecutivo permitirá –asimismo– el uso de tarjetas de crédito o débito únicamente a las plataformas autorizadas. También se prohibirá que puedan acceder a las casas de apuestas deportivas y los juegos en línea a los ludópatas y a los menores de edad.

Para el funcionario, lo ‘ideal’ sería que el nuevo parlamento –tras sus paso por comisiones– promulgue la propuesta el próximo año tomando en cuenta que se estuvo trabajando en la misma más de dos años y que incluso se llegó a un acuerdo –para el cobro del impuesto de 12% de la ganancia neta– con el Ministerio de Economía y la Sunat.

“Muchos congresistas que estaban en el anterior Congreso sabían que este tema (de la regulación) estaba caminando, inclusive habían iniciativas parlamentarias para regular los juegos por Internet y las apuestas deportivas. Lo que debe entenderse es que la peor condición es que este sector continúe sin regulación”, acotó.

Cabe precisar que el desarrollo de juegos online y apuestas deportivas viene creciendo significativamente, estimándose en S/ 2,500 millones el total de apuestas generadas en lo que va el año 2019, con un aproximado de 150,000 apuestas diarias, realizadas por jugadores mayormente de sexo masculino, comprendidos entre los 20 y 45 años de edad de acuerdo a estimaciones del Mincetur.

A este panorama se suma que únicamente se han formalizado cinco empresas dedicadas a las apuestas deportivas, escenario que se espera cambiar con la regulación. “Es lo que apuntamos a establecer la existencia de un impuesto a los ingresos netos con el que se grave la actividad pasando por la aprobación de normas técnicas que permitirán salvaguardar la transparencia en el juego y la integridad del deporte y evitar el lavado de dinero, activos u otros delitos”, arguyó San Román.