Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El Gobierno de España regulará las loot boxes

El Gobierno de España regulará las loot boxes

El ejecutivo del PSOE y Podemos, encabezados por Alberto Garzón, pretenden prevenir casos de ludopatía en menores. Límites para las cajas de botín.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha propuesto regular las conocidas en la industria del videojuego como cajas de botín o loot boxes; todos aquellos paquetes de contenido de azar, normalmente de pago, que acercan su metodología a las apuestas por el mínimo índice de aparición de los objetos más preciados.

Las declaraciones del ministro

A través de su cuenta de Twitter oficial, el responsable de la cartera de Consumo ha mencionado la regulación de las cajas de botín, un sistema que ha calificado como perverso: «También hemos informado que regularemos las loot boxes en los videojuegos, un sistema perverso que incita al consumo impulsivo de juegos de azar y puede estimular comportamientos como la ludopatía, especialmente entre menores»

Contra los contenidos de azar y el diseño de videojuegos pay to win

El ministro, tras sus primeras semanas en el ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos liderados por Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno, está valorando actuar de lleno ante esta problemática, donde países como Bélgica y Francia han actuado en consecuencia hasta el punto de prohibir su legalidad en cualquier producto de ocio electrónico. El objetivo es claro: prevenir la ludopatía entre los menores de edad.

Tal como adelanta eldiario.es, el Ministerio de Consumo esgrime que este tipo de paquetes de contenido entiende que la motivación de las empresas encargadas de la producción de esos títulos es diseñar los videojuegos con la meta de fidelizar al usuario; máxime en una industria donde cada mes se ponen a la venta cientos de videojuegos. Los de Garzón, según informaciones consultadas por la fuente, creen que las loot boxes abren las puertas al consumo de juegos de azar y lo aproximan, incluso, a las casas de apuestas —donde también han intervenido recientemente regulando la publicidad en horarios nocturnos— y similares.

De acuerdo con la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), la industria del videojuego registró una facturación superior a los 1530 millones de euros; casi el triple que el cine. El Gobierno de España señala también a los videojuegos pay to win (aquellos donde el que paga obtiene de manera inmediata aquellos objetos más preciados, con el añadido de suponer una ventaja frente al resto de jugadores al no ser meramente estéticos), que suman en esa posible problemática de la adicción a los juegos de azar.

Con todo, desde Consumo se trabaja ya en un plan integral para estudiar y actuar en consecuencia ante esta problemática. Este “primer paso”, con el Real Decreto mediante, puede suponer el primer acercamiento real para crear un marco regulatorio en las apuestas, de cualquier tipo, en nuestro país.

En nuestro país, a pesar de los intentos desde 2018, todo quedó en un limbo. El cambio de ejecutivo (en aquel momento Juan Espinosa García, CEO, Director General de la Gambling Regulation, se encargó de estos asuntos) ha traído de vuelta un elemento preceptivo para el equipo liderado por el secretario general de Izquierda Unida, Alberto Garzón.

Bélgica y otros países europeos, contra los contenidos aleatorios

Si miramos a nuestro alrededor vemos que esta lucha no es nueva. Allá por 2017, MeriStation informó acerca de la intención de Bélgica de declarar las loot boxes como apuestas y, por tanto, su ilegalización. La Comisión del Juego del país europeo, tras la resolución de una dilatada investigación, terminó declarando ilegal su presencia en cualquier videojuego, incluyendo los más conocidos del sector como FIFA, CS:GO, Star Wars: Battlefront y Overwatch.

A pesar de que hubo respuesta a favor de la iniciativa belga por parte de un total de 15 miembros de la zona euro, España incluida, la mayoría de territorios terminaron declinando implantar medidas tan drásticas como las citadas.