Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

La UIT avisa a los jugadores: no se puede apostar ni facilitar apuestas

La UIT avisa a los jugadores: no se puede apostar ni facilitar apuestas

La Unidad de Integridad del Tenis teme que, como consecuencia del parón del circuito profesional por la pandemia y la falta de ingresos, muchos jugadores recurran a las apuestas, que para ellos están prohibidas de manera tajante.

Ante el gran número de exhibiciones que se van a organizar en los próximos meses, la TIU recuerda a los tenistas que «no se puede apostar ni facilitar apuestas o influenciar a que otros las hagan«.

De igual forma, avisan que no puede haber un vínculo comercial con las compañías: «No se puede tener ningún tipo de relación directa o indirecta con las casas de apuestas, como por ejemplo que se conviertan en patrocinadores personales«.

En la memoria está el caso del colombiano Robert Farah, que fue suspendido tres meses en 2018 por publicitar una empresa de juego. Muchos tenistas no entienden por qué ellos no pueden tener ninguna relación de imagen cuando torneos tienen como espónsor principal una compañía que se dedica a ello.

Chris Kermode, el que hasta el año pasado era el presidente de la ATP, se defendía diciendo que «los acuerdos con las casas de apuestas ayudan a que haya una mejor comunicación para detectar las irregularidades».

El Open de Australia firmó un acuerdo en 2016 con William Hill, que despertó mucha polvareda porque vino justo antes de una supuesta lista de jugadores de primer nivel señalados por apuestas ilegales.

Todo este recordatorio de la TIU viene a colación de que el 1 de mayo ya se podrá volver a apostar en el deporte de la raqueta. Y es que ese día empiezan las Tennis Point Exhibition Series en Alemania. Una exhibición a puerta cerrada en tierras teutonas y que contará, entre otros, con los locales Dustin Brown y Yannick Hanfmann.

«Somos conscientes de que hay un alto riesgo de corrupción en los momentos actuales, pero hay que recordar que todas las reglas del programa siguen vigentes como si el circuito siguiera funcionando«, recuerda la Unidad de Integridad del Tenis.

Jan-Lennard Struff apuntó hace unos días que muchos de sus compañeros de vestuario podrían caer en la tentación del dopaje ahora que no tienen que pasar controles en los torneos.