Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Murcia quiere conceder licencias de apertura de casas de apuestas

Murcia quiere conceder licencias de apertura de casas de apuestas

El Gobierno de Murcia quiere volver a permitir la apertura de casas de apuestas en la Región tras haber establecido una moratoria para otorgar nuevas licencias de este tipo de locales en septiembre de 2018. El proyecto de decreto para regular el sector de máquinas recreativas y de juegos de azar así lo recoge junto con las condiciones de no abrir nuevos locales a menos de 500 metros de centros educativos o cuando existan otros salones en un radio inferior a mil metros.

El Consejo Económico y Social (CES) de la Región ha emitido un dictamen -no vinculante- muy duro con dicha reforma. “Hay que hacer una radiografía de la situación de Murcia por su peculiaridad ya que tenemos una ratio muy distinta: hay tres veces más locales de juego en nuestra comunidad que la media nacional», dice su secretario general, Fernando Vélez. Mientras que en España hay una sala de apuestas por cada 13.326 habitantes, en la Región son 4.263, la tasa más alta del país, según el anuario de la patronal Cejuego.

«Abrir la mano y seguir concediendo licencias sin haber hecho un estudio para ubicarnos en el contexto nacional y europeo es un error», añade Vélez. El CES aboga por establecer un cupo para estos locales. «Se debería establecer un número máximo de locales por zona y reubicar los que estén cerca de centros escolares. Es necesaria una política más contundente a la hora de ordenar el sector», apunta.

Mientras que el Gobierno regional valora la concesión de nuevas licencias para locales de juego, los expertos ven con temor que el período de confinamiento y la desescalada pueda influir negativamente en la adicción. «Vemos desde hace algo más de un año que hay un repunte en la ludopatía», apunta Rosa Gómez, coordinadora de la Unidad de Conductas Adictivas de Murcia (UCA-Murcia). «Entendemos que en cuanto se abran los salones van a aumentar las visitas y también que durante el tiempo de confinamiento esta adicción presencial se ha podido sustituir con juegos online», añade.

Asunción Santos, directora de Proyecto Hombre Murcia, coincide con este diagnóstico. «Con el confinamiento ha habido síndrome de abstinencia», afirma. Desde esta organización que lucha principalmente contra la adicción a las drogas creen que durante este tiempo ha podido aumentar «la problemática» y que, incluso, haya podido surgir «al estar tan centrados con el móvil y las redes sociales. Este tiempo de confinamiento puede favorecer el aumento de adicciones en tecnología, móviles, videojuegos o juego online», precisa.

Ambas expertas temen que la crisis económica asociada a la crisis sanitaria de la COVID-19 también suponga un riesgo porque «lo que se vende con el juego es la posibilidad de ganar dinero fácil y salir de una situación de pobreza y hay mucha gente que dentro de su desesperación se lo cree», afirma Santos. «Los ludópatas no se paran a pensar en el futuro. Si la economía está mal, ahí van», añade la coordinadora de la UCA, quien recuerda cómo proliferaron las casas de apuestas tras la crisis de 2008 y cómo abundan en los barrios más desfavorecidos.

Odiseo, un ‘centro de ocio’ inspirado en Las Vegas
«A mí me parece que no tendría que haber este tipo de locales: ¿es vital para las personas que haya un salón de juego?», se pregunta Gómez, quien vio con malos ojos la apertura de Odiseo en la capital murciana el pasado febrero: lo que inicialmente iba a ser solamente un casino se terminó transformando en un ‘centro de ocio’ inspirado en Las Vegas.

Con una capacidad para 2.000 personas repartida en tres plantas, Odiseo cuenta, además de con el Casino de Murcia del grupo Orenes, con una una sala de conciertos, un teatro, un restaurante con terraza y una discoteca. El centro cerró temporalmente el pasado 13 de marzo. «Habrá quien acuda a un evento cultural y piense ya que voy, pruebo lo demás. Es una manera de atraer gente. Habría que frenar muchísimo estos lugares», añade Gómez.

«Odiseo sigue siendo un negocio para esta empresa del juego y bajo la premisa de que genera riqueza a la Región se destrozan muchas familias y a mucha gente joven que está perdiendo el norte», coincide Santos, quien se muestra convencida de que los menores superan con facilidad las trabas para entrar en las casas de apuestas donde «pierden la noción del tiempo y el espacio».

«Digan lo que digan los jóvenes están metidos en esto. Es la lucha más importante que tenemos como docentes», apunta Mercedes Escavy, profesora de inglés del IES José Planes en Espinardo y directora del proyecto educativo para luchar contra la ludopatía juvenil ‘Adictlescentes’.

La docente señala como el mismo día que consiguieron que todos los partidos políticos del Ayuntamiento de Murcia firmaran por la mañana una declaración institucional para luchar contra la ludopatía entre los jóvenes se inauguró Odiseo por la noche con la presencia del alcalde, José Ballesta. “Hay una connivencia muy grande con el Gobierno regional», apunta.

La ludopatía está reconocida por la OMS como enfermedad de salud mental desde el año 1992. «Hay muchas casas de apuestas ubicadas a menos de 100 metros de centros educativos en la Región, desgraciadamente», añade Escavy.

La Región de Murcia está a la cabeza, junto con Albania, en este negocio en Europa y es en España la que abandera el dato de más casas de apuestas por habitante: hay 22,8 por cada 100 mil murcianos. Le siguen Valencia, con 6,76 salones o Madrid, con 5,92 locales, mientras en Cataluña hay solo 1,7 o en Castilla León, 2,1.