Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Codere pierde 16 millones de euros en Argentina por la pandemia

Codere pierde 16 millones de euros en Argentina por la pandemia

La multinacional de apuestas es dueña de 13 bingos en la provincia de Buenos Aires. Todos sus locales siguen cerrados; por eso, se espera un impacto mucho mayor en las cuentas del segundo trimestre.

La industria del juego viene perdiendo la apuesta frente a la pandemia en todo el mundo. Y la Argentina no es la excepción: el grupo Codere resignó ingresos por 15,9 millones de euros en el primer trimestre por la operación de las 13 salas de Bingo que tiene en la provincia de Buenos Aires.

Codere es una multinacional de origen español, fundada en 1980 por la familia Martínez Sampedro. Está en la Argentina desde 1991 ,cuando abrió sus primeros bingos en territorio bonaerense. Actualmente la mayoría pertenece a un fondo de inversión de EE.UU..

Las cifras globales que el grupo presentó recientemente ante la Bolsa de Madrid dan cuenta de una fuerte caída de ingresos en el primer trimestre de este año, que derivó en una pérdida neta de 97,1 millones de euros, que son casi 11 veces mayores a las pérdidas de 8,6 millones de euros que había registrado en el mismo periodo de 2019. Según explicó, esto fue consecuencia “de la significativa apreciación del dólar respecto a las divisas latinoamericanas y del impacto inicial de la crisis del Covid-19”. Tuvo que cerrar temporariamente todos sus locales en los países donde tiene operaciones: España, Italia, Argentina, México, Panamá, Uruguay y Colombia.

En el caso puntual de Argentina, las salas de bingo en la provincia de Buenos Aires están cerradas desde que se ordenó el aislamiento social obligatorio, aunque desde una semana antes regían algunas restricciones en la cantidad de personas que podían ingresar a cada sala.

El lunes de la semana pasada la Provincia autorizó la reapertura de locales de Lotería pero mantiene cerrados todos los bingos.

En su balance trimestral, al referirse a la situación en Argentina Codere detalló: “Los ingresos en el primer trimestre 2020 se redujeron en 15,9 millones de euros o un 19,8% con respecto al primer trimestre de 2019, debido al cierre de las salas de bingo desde el 16 de marzo, así como a la significativa devaluación del peso del 52,7%. La media diaria por máquina en moneda local creció un 45,1% reduciendo la brecha frente a la inflación promedio anual del 50,6 por ciento”.

La caída de los ingresos que registró el negocio en Argentina estuvo entre los mayores del grupo, sólo superados por Italia (26,3 millones de euros) y México (20,1 millones). En España el retroceso fue de 8,1 millones de euros.

A pesar de todos los indicadores negativos, el resultado se moderó por un recorte de gastos provocado por la misma caída de facturación y la devaluación que bajó los costos de los salarios en moneda dura: “Los gastos de explotación se redujeron 19,3% fruto de ahorros en impuestos al juego que son variables y disminuyen junto con los ingresos, así como de gastos en personal que se beneficiaron de la devaluación del peso”.

A contramano del resto de los países donde cayó el número de máquinas y locales, Argentina mantuvo intacta la cantidad de salas. Las 13 del primer trimestre del 2019 son las mismas que las de este año, según detalló.

“Sólo nuestro negocio online se mantiene en funcionamiento, aunque afectado por la cancelación de las competiciones deportivas que impulsan la actividad de apuestas deportivas. A día de hoy, sólo nuestros hipódromos uruguayos han reanudado sus operaciones, con la previsión de reabrir los otros mercados durante junio y julio”, añadió en el informe a los inversores.