Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Los operadores físicos de Buenos Aires podrán ofrecer juego online

Los operadores físicos de Buenos Aires podrán ofrecer juego online

Se sancionó ayer en la Legislatura porteña el proyecto impulsado por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, que habilita el ingreso del Hipódromo de Palermo y del Casino Flotante de Puerto Madero al negocio de las apuestas virtuales. Además, se aprobó la inclusión en la nueva reglamentación de juego online de una cláusula de «ficha limpia», que prohíbe el otorgamiento de licencias a personas sobre las que pese un procesamiento firme o una elevación a juicio oral por delitos vinculados a la corrupción, lavado de dinero, narcotráfico o terrorismo.

La incorporación de ese inciso en la resolución de la Lotería de la Ciudad (Lotba) y en la ley 538 fue una exigencia de las fuerzas de Elisa Carrió y Graciela Ocaña en la Legislatura para avalar la enmienda. Hasta ahora, las empresas de juego presencial estaban excluidas del sistema de apuestas virtuales -la licitación se abrió en febrero-, pero el Ejecutivo porteño decidió revisar ese criterio por el impacto de la pandemia en el sector y en la recaudación de Ingresos Brutos.

En plena disputa entre la Casa Rosada y Larreta por el recorte de fondos de coparticipación federal a la Ciudad, el bloque del Frente de Todos se abstuvo en las votaciones y criticó con dureza la inclusión de la cláusula de «ficha limpia».

Claudia Neira (FDT), integrante del espacio de Juan Manuel Olmos en la Ciudad, consideró que la «ficha limpia» representa «una vulneración flagrante al principio de inocencia que establece la Constitución Nacional».

En tanto, el bloque UCR-Evolución -aliado de Pro en la Capital- se abstuvo en la votación del proyecto que benefició a las empresas de juego presencial, pero respaldó las modificaciones en la ley 538, con la incorporación de la «ficha limpia».

En paralelo, la Legislatura sancionó una ley para prevenir la ludopatía en la Ciudad, que establece regulaciones para el sector del juego, entre otras cosas.

En este caso, los representantes de la CC-ARI acompañaron en la votación general de la iniciativa, pero rechazaron en particular el capítulo sobre publicidad, ya que Carrió pretendía fijar una restricción total. Ese es un reclamo histórico de la CC.

«Para nosotros rige la regla de la prohibición de la publicidad. Esa es la diferencia que tenemos», señaló el legislador Facundo Del Gaiso, otro alfil de la CC. En cambio, en Pro creen que la publicidad no puede prohibirse porque es un aspecto central para el negocio de las apuestas virtuales.

El kirchnerismo también se abstuvo en esa votación. El principal bloque opositor valoró los avances en el tema, pero advirtió que no eran suficientes. Además, coincidieron con la CC en que la publicidad debe prohibirse. «Cuando hablamos de ludopatía, estamos hablando de salud. Debe pensarse estrictamente con esa mirada», subrayó Neira.

Por su parte, el radicalismo y el Partido Socialista, de Roy Cortina, socios de Larreta en la Ciudad, respaldaron la sanción de la ley de ludopatía. También acompañaron los legisladores opositores Sergio Abrevaya (GEN) y Eugenio Casielles (Consenso Federal).

«Si algo alimenta la ludopatía es el juego online. Deberíamos estar derogando la ley que lo permite y no discutiendo quién puede participar del negocio», remarcó Abrevaya, quien votó en contra de las modificaciones sobre el sistema de apuestas virtuales.

La izquierda rechazó los proyectos y cuestionó al oficialismo por impulsar el tema en medio de la crisis y la pandemia

Cambios

El gobierno porteño decidió avanzar con los cambios en la reglamentación de juego online con el argumento de que el panorama es «incierto» para los casinos por el coronavirus y que hay miles de trabajadores afectados. Además, la inactividad del sector tuvo un impacto en la recaudación -aunque en el Ejecutivo lo relativizan-. «Son fondos que se destinan a programas sociales», alegan.

El sistema de apuestas virtuales arrancaría a operar antes de fin de año. Ya hay seis grupos inscriptos en la licitación, pero ahora se sumarán las empresas de juego presencial que reclamaban el levantamiento de la exclusión. Se trata del Hipódromo de Palermo, que es controlado por Hapsa (72,5% de la sociedad), de Federico De Achával, y Casino Club (27,5%), de Benedicto; y el Casino Flotante, administrado por Nortia (50% de la sociedad), del español Manuel Lao Hernández, Hapsa (27,5%) y Casino Club (23%).

En el gobierno porteño calculan que podrían recaudar entre 500 y 700 millones de pesos por año del juego online. La Ciudad aplicará una retención del 6% de Ingresos Brutos. «No sabemos cuántas empresas van a operar. Hay que hacer legal algo que ya funciona de forma clandestina», repiten.