Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El Ministerio de Consumo prohibirá los bonos de bienvenida

El Ministerio de Consumo prohibirá los bonos de bienvenida

Los directivos de las empresas de apuestas y de juegos de casino recuerdan que el juego es una actividad completamente legal en el territorio español y que se está siendo injusto al hacer una clara distinción entre una parte del sector del juego y la otra.

Desde que Alberto Garzón tomara posesión de su cargo de ministro de Consumo, el político logroñés puso su mira en las casas de apuestas y en las salas de juego. Hasta ese momento, la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), el organismo que controla, regula y supervisa todo lo concerniente al juego en España, dependía del Ministerio de Hacienda; sin embargo, ahora ha pasado a depender del Ministerio de Consumo.

La última ley promulgada sobre el juego data del año 2011, por tanto, la ley por la que se rige el juego en este país tiene casi una década, diez años en los que el contexto y los agentes involucrados han cambiado mucho. Resulta claro que la Ley del Juego necesita una nueva revisión para adaptarse a las nuevas circunstancias. Esto es algo que los propios empresarios y responsables de las casas de juego y de las operadoras ven necesario y por lo que abogan, pero piden que no se les discrimine.

Los bonos de bienvenida, en el punto de mira
A principios de año se dio a conocer el borrador del nuevo decreto ley sobre el juego. Con este nuevo decreto, las casas de apuestas y los casinos en línea verán reducida la libertad que tienen en la actualidad a la hora de poder recurrir a la publicidad. Hay que recordar que la publicidad es uno de los pilares sobre los que se ha construido el éxito de las casas de juego.

Uno de los puntos en los que incide este decreto ley es que las casas de juego tendrán prohibido el empleo de los bonos de bienvenida, uno de los ganchos de estas compañías para atraer a nuevos jugadores y para fidelizar a los habituales.

Estos bonos de apuestas aportan ventajas como doblar la cantidad del depósito inicial de un nuevo usuario, jugar una o más apuestas seguras —con las que el jugador no pierde el dinero, aunque pierda la apuesta— o recibir cantidades de dinero como, por ejemplo, cincuenta euros para poder hacer más apuestas.