Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

La pandemia y Garzón aceleran la mudanza a Ceuta

La pandemia y Garzón aceleran la mudanza a Ceuta

Las restricciones al movimiento impuestas como medida sanitaria para frenar la expansión del COVID ha hecho que muchos ciudadanos decidan realizar más apuestas online desde sus domicilios, gracias a la accesibilidad que para el juego ofrecen ordenadores y teléfonos móviles. Así lo atestigua un dato: en pleno confinamiento, las casas de apuestas han tenido un 20% más de ganancias que el pasado 2020.

Este negocio, que genera miles de millones de euros de beneficios a operadoras, equipos deportivos y medios de comunicación, está en el punto de mira del ministro de Consumo y coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón. El Real Decreto sacado adelante el pasado año por el ministro de IU limita la publicidad de las apuestas deportivas, prohíbe la captación de nuevos clientes y la esponsorización de equipos deportivos por parte de las casas de apuestas. Debido a diversas prórrogas jurídicas, la nueva legislación no entrará en vigor hasta mediados de 2021.

230 empleos directos y creciendo

Las casas de juego online están aprovechando este tiempo de prórroga para acelerar su mudanza a Ceuta. El éxodo comenzó hace dos años, cuando la Ley 6/2018 redujo la carga fiscal a las empresas del sector en un 50%. Así, Ceuta y Melilla se perfilan desde entonces como territorios especialmente atractivos para la realización de apuestas. A día de hoy, en Ceuta ya residen 26 casas de apuestas online más sus empresas auxiliares, generando 230 empleos directos.

Las autoridades de la ciudad autónoma confían que esta cifra crezca en el futuro próximo. A las ya presentes 888, Betfred, Sportium, Luckia, Playtech, Gamesys o Suertia, parece altamente probable que se sumen en los meses venideros compañías como GVC-Bwin o BET365.

La pretensión, impulsada por Gobiernos autonómicos del Partido Popular, de fomentar la implantación en Ceuta y Melilla de empresas dedicadas al sector del juego online se ha visto reforzada por dos factores no previstos: la pandemia y el ministro Garzón.