Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

La economía de Ceuta se reinventa para atraer a empresas tecnológicas

La economía de Ceuta se reinventa para atraer a empresas tecnológicas

Ofrece una fiscalidad muy atractiva, mejorada en los últimos años, que ha llevado a cerca de 30 empresas de juego online a radicarse en la ciudad.

De Ceuta se está hablando mucho estos días por motivos no deseados, en palabras de la Presidencia de la ciudad, en un momento en el que trata de poner en valor su economía, que ofrece una fiscalidad muy atractiva, quizá uno de los regímenes para empresas más interesantes de Europa en estos momentos. Este marco fiscal tiene mucha solera, pero se ha visto reforzado por distintas mejoras en los últimos años, que han llevado a cerca de 30 empresas de juego online a radicarse en Ceuta.

La crisis actual germina desde hace tiempo. A día de hoy, la ciudad está preparada para enfrentarse al cierre de la aduana comercial por parte de Marruecos desde finales de 2019, lo que supone poner fin a una de sus principales actividades económicas, el comercio atípico o, según lo definen otras fuentes, contrabando, que llegaba a exportar desde Ceuta mercancías por valor de 700 millones de euros al año.

Este cierre, sin previo aviso, se suma a otros anteriores y a toda una serie de medidas de presión no sólo migratorias en lo que parece una estrategia a largo plazo y que en febrero de 2020 se siguió con el veto de la aduana marroquí a la entrada de pescado fresco en Ceuta.

Los beneficios fiscales de Ceuta y Melilla se remontan al siglo XIX y el marco vigente arranca de la Transición y se ha ido consolidando. Ceuta ofrece una bonificación del 60% en el IRPF y del 50% en el Impuesto sobre Sociedades, en ambos para los rendimientos que se generen en la ciudad. En el ámbito de la imposición indirecta, no se aplican el IVA ni los Impuestos Especiales, sustituidos por el Impuesto sobre servicios, producción e importación (IPSI), que tiene unos tipos de gravamen sensiblemente inferiores, y luego están las bonificaciones en cotizaciones a la Seguridad Social, del 50% para la inmensa mayoría de sectores. Además, se ha modificado la ley recientemente y se mejora el atractivo del IPSI en la localización de la prestación del servicio.

A su vez, la Ciudad disfruta de una bonificación del 75% en el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Este régimen fiscal tiene un atractivo complementario, que es que está armonizado con el resto del sistema tributario nacional y comunitario y además “no convierte a Ceuta en paraíso fiscal, es la consecuencia actualizada de un fuero de más de 100 años de antigüedad justificado para tratar de contrapesar los condicionantes de la extrapeninsularidad y del reducido tamaño”, según resaltó el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, en entrevista con EXPANSIÓN.

A todo esto se suma que, en 2018, Cristóbal Montoro bonificó un 50% el Impuesto al juego en Ceuta y Melilla en pleno Brexit para competir con Gibraltar, con una serie de requisitos, como que el 50% del personal de la compañía debe residir en Ceuta.

“El sector del juego digital está dando una respuesta satisfactoria a la localización de empresas y la generación de empleo y muchas expectativas, está viniendo mucha gente, muchas empresas y esto es lo que hace que tengamos especial interés en divulgar estos atractivos”, explica Vivas.

Empresas de Malta, Israel, Reino Unido, Bélgica, Italia, Rusia y España han suscrito contratos de arrendamiento de inmuebles para desarrollar su actividad en Ceuta.

En concreto, 26 empresas tecnológicas, la mayoría operadoras de juego en línea, aunque también media docena de proveedoras de servicios auxiliares como afiliación (búsqueda de clientes en la web). Se trata de Gamesys, Betfred, Sportium, Suertia, Luckia, 888, Botemanía, Casino 777, Asensi, Entain, Casino Barcelona y Mondobets, entre otras. Dieciséis de las 26 proceden del extranjero y diez de otros puntos de España. El sector ha creado en la ciudad 230 puestos de trabajo y se espera llegar a finales de año a 300. El desembolso mensual en alquileres para centros de trabajo se cifra en “un mínimo de 70.000 euros”. Además, las empresas están formando a ceutíes.

Según Procesa, la sociedad que gestiona la promoción económica de Ceuta, también se han interesado por invertir en la Ciudad empresas de telecomunicaciones, de energías renovables, call centers y data centers. Alguna de ellas, andaluzas.

El presidente de Ceuta destaca que la ciudad ha aprobado un plan estratégico para incentivar sectores con posibilidades de crecimiento: turismo, el puerto, economía circular, servicios profesionales, construcción e inmobiliario. Tendrá un efecto relevante la aprobación del nuevo plan general de ordenación urbana. Todo ello, impulsado por los fondos europeos del Plan de Recuperación